Los cardenales son informados sobre las cuentas de la Santa Sede

Ilustra la situación el cardenal Sebastiani

| 489 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 12 abril 2005 (ZENIT.org).- En la congregación general de cardenales de este martes los cardenales se ha informado a los cardenales sobre el último balance definitivo económico de la Santa Sede referente al año 2004.



Según informó en un comunicado de prensa Joaquín Navarro-Valls, portavoz vaticano, el informe fue presentado por el cardenal Sergio Sebastiani, hasta la muerte del Papa presidente de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede.

El purpurado italiano también informó «sobre algunos aspectos del balance definitivo preventivo de 2005» de la Santa Sede.

Por el momento, no se han hecho públicos a la prensa los datos más significativos de este balance económico.

El cardenal Sebastiani presentó en julio pasado a los periodistas el informe definitivo del año 2003, cerrado en números rojos por tercer año consecutivo.

Las pérdidas en ese año fueron de 9.569.456 euros (unos 11.831.680 dólares estadounidenses según el cambio de ese momento). En ese año, el balance económico de la Santa Sede en 2003 registró entradas por un valor de 203.659.498 euros (251.804.608 dólares de entonces) y salidas por un valor de 213.228.954 euros (263.636.288 dólares de entonces).

La Santa Sede no cuenta con entradas directas, a excepción de las donaciones de diócesis, congregaciones y religiosas y de fieles de todo el mundo. Por el contrario, sus servicios sólo generan gastos. En la Curia romana trabajan 2.674 personas, de las que 755 son eclesiásticos, 344 religiosos y 1.575 laicos. Los jubilados son unas mil personas.

El presupuesto de la Santa Sede incluye también los gastos de las 118 nunciaturas apostólicas y representaciones pontificias en los cinco continentes y en las organizaciones internacionales, así como los costes de sus medios de comunicación.

El balance económico del Estado de la Ciudad del Vaticano, independiente al de la Santa Sede y que tiene en cuenta los servicios propios de esta ciudad (desde los Museos hasta su farmacia o cuerpo de policía).