Los carmelitas descalzos abren una nueva fundación en Sri Lanka

| 1302 hits

ROMA, miércoles, 11 febrero 2009 (ZENIT.org).- El Definitorio general de la Orden Carmelita Descalza (OCD) ha organizado una nueva fundación en Sri Lanka.

La gran isla del océano índico cuenta en sus 64.652 kilómetros cuadrados con casi 18 millones de habitantes, de los que el 69% son budistas, el 15% hindúes, 7% musulmanes y un 1,8% cristianos.

Según informa la página web de la Curia General de la Orden, en la distribución carmelita, a la Provincia de Tamilnadu, India, pertenece la parte norte de la isla, con las diócesis de Jaffina, Mannar, Anuradhapura, Chilaw y Trincomalee-Batticaloa.

A la jurisdicción de la Provincia del Malabar, India, pertenecen las fundaciones del centro y del sur del país, con las diócesis de Colombo, Kurunegala, Kandy, Badulla, Ratnapura y Galle.

La Orden tuvo anteriormente una presencia, con el convento di Indigolla, en la diócesis de Colombo (1954-1966), que fue suprimida por la belicosidad entre rebeldes tamiles y fuerzas gubernamentales.

La nueva fundación responde a la invitación de los obispos a prestar una mejor asistencia a las religiosas carmelitas de clausura, y a promover las vocaciones locales.

El último carmelita de Sri Lanka profesó en 1946 y fue ordenado sacerdote en 1955, y vivió varios años en la provincia de Flandes. El padre Gabriel Gunasekara murió el 14 de marzo de 2008.

Como sucede frecuentemente en la historia, las religiosas carmelitas precedieron a los varones de la Orden. En 1935, el Carmelo Misionero de Cholet, Francia, ya suprimido, fundó el monasterio de Colombo, del que nacieron los filiales de Kandy (1950) y Galle (1967).

En los tres Carmelos del país viven una cincuentena de carmelitas descalzas. Desde 1978, el Carmelo Secular está situado cerca del monasterio de Colombo.