Los catequistas fundamentales para transmitir la fe

El congreso internacional 'El Catequista testigo de fe' ha iniciado en el Vaticano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1057 hits

Bajo el lema “El Catequista testigo de fe” alrededor de dos mil catequistas de todo el mundo se han dado cita hoy en el Vaticano para celebrar el Congreso Internacional que se enmarca en el Año de la Fe con la peregrinación a la Tumba de san Pedro. En el programa del congreso está prevista una audiencia con el santo padre Francisco, mañana 27, y la visita a la Tumba de Pedro el 28, mientras que el 29 por la mañana participarán en la santa misa presidida por Francisco en la plaza de San Pedro para celebrar el día del Catequista.

El Congreso Internacional ofrece una reflexión sobre la primera parte del Catecismo de la Iglesia Católica, de cuya publicación estamos celebrando el vigésimo aniversario. En el encuentro participan los presidentes de las comisiones de las conferencias episcopales que se ocupan de la catequesis, evangelización y temáticas afines; responsables de las oficinas de catequesis nacionales, y participantes que desempeñan este servicio en escuelas y otras realidades formativas.

El discurso de bienvenida a los participantes en el Congreso Internacional de Catequistas ha sido pronunciado por monseñor Octavio Ruiz Arenas, secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. El presidente de este dicasterio, monseñor Rino Fisichella, ha abordado el tema de la catequesis en el contexto de la Nueva Evangelización.

Entre los conferencistas de diversas nacionalidades destaca la participación del padre Manuel José Jiménez Rodríguez, capellán de la Universidad Nacional de Colombia y asesor del Departamento de Catequesis de la Conferencia Episcopal y monseñor Javier Salinas Viñal, obispo de Mallorca y miembro del Consejo Internacional para la Catequesis.

En una entrevista a Radio Vaticana, monseñor Octavio Ruiz ha explicado que "la Iglesia siempre ha estimado profundamente a los catequistas, que podemos considerar los principales colaboradores de los sacerdotes en la transmisión de la fe. Es más, muchísimos catequistas han conseguido conservar la fe viva de la Iglesia en muchas circunstancias, por ejemplo en las persecuciones, o por la falta de sacerdotes y religiosos.

Por lo tanto, los catequistas hoy deben ser alentados, porque cumplen verdaderamente un trabajo enorme y de gran importancia para la Iglesia". Así mismo ha confirmado que uno de los objetivos del Congreso es "hacer comprender que los catequistas deben recibir una formación, no solamente del punto de vista del contenido sino sobre todo para que puedan tener un vida que sea testimonio viva de esa verdad que quieren transmitir".

Hablando sobre los desafíos a afrontar ha coemntado que "debemos intentar adaptar nuestro mensaje --el de conocer las varias situaciones en las que la gente se encuentra y vive-- para poder presentar el Evangelio con toda su frescura, su novedad de tal forma que despierte el deseo de encontrar a Jesús, de conocerlo para poder amarlo y seguirlo".