Los cristianos sirios, por las reformas y contra la injerencia

Mor Gregorios de Aleppo visita Alemania y advierte que la guerra civil será larga

| 1094 hits

HAMBURGO, viernes 9 marzo 2012 (ZENIT.org).- El metropolita sirio ortodoxo de Aleppo, Mor Gregorios Yohanna Ibrahim, dijo en un panel de debate en Hamburgo, Alemania, que los cristianos y otras minorías son tolerados por el gobierno Assad.

“Nosotros no estamos perseguidos –dijo--. Dudo de que alguien pueda darme un ejemplo de un país donde haya una mayor tolerancia que en Siria”. El panel de debate se celebró en la Academia Católica de Hamburgo.

Los líderes eclesiales sirios insistieron en que los cristianos en Siria, totalmente de acuerdo, apoyaron todas las manifestaciones pacíficas y protestas que pedían “reformas a todos los niveles”. Ellos, sin embargo, protestaron contra cualquier intervención. “No necesitamos ninguna injerencia de nadie”. El metropolita advirtió sobre una guerra civil prorrogada: “Es posible que Siria sea el segundo Líbano después de 1975”.

Los conferenciantes fueron repetidamente interrumpidos por maullidos y silbidos por la audiencia de más de doscientos participantes. También en el podio hubo oleadas de excitación. Los dos invitados sirios se agarraron a él de repente, con profundo desacuerdo en que la valoración de la situación estuviera clara en su país. Bassam Ishak, portavoz del Consejo Nacional Sirio, estuvo en desacuerdo con el metropolita y subrayó que los cristianos en Siria estaban sujetos a una cruel persecución. Habrían sido en particular suprimidos y aislados económicamente, por ejemplo, en el acceso a la tierra y a los trabajos.

El comisionado de Derechos Humanos de la rama alemana de “misiones” (Pontifical Mission Societies), Otmar Oehring, señaló que los sirios temen un vacío de poder que podría hacer que ciertas fuerzas como los Hermanos Musulmanes tomaran ventaja. Irak tuvo guerrilleros de Afganistán en el país que causaron malestar y caos. “Sin embargo, es inaceptable que mucha gente de Iglesia –incluso del sector católico- alaben al régimen de Assad”, dijo Oehring.

Steinbach dijo que hay fuerte temor de que las fuerzas islamistas arrebaten el poder. Los Hermanos Musulmanes sin embargo no son islamistas radicales.

El metropolita de Aleppo hizo recientemente un llamamiento, publicado por la revista Christian Orient Information, a las facciones en lucha para que renuncien a la violencia, asesinatos y destrucción, yendo a un “diálogo en un clima de unidad nacional”. Advirtió contra las tendencias de división, la guerra civil y la intervención extranjera.