Los enfermos y los jóvenes, en el corazón del Papa

| 426 hits

LES COMBES, domingo, 17 julio 2005 (ZENIT.org).- Con gestos y palabras exteriorizó este domingo Benedicto XVI el lugar prioritario que ocupan en su corazón los enfermos y los jóvenes.



Después de rezar el Ángelus junto a más de seis mil personas -entre residentes, veraneantes y peregrinos- que acudieron al encuentro junto al chalet de Les Combes –localidad cercana a Introd, en el Valle de Aosta (Alpes italianos)-, donde pasa unos días de descanso, el Papa se hizo especialmente cercano a los que sufren.

Para ello aprovechó el momento en que saludó y transmitió su agradecimiento -después de la oración- al obispo local, sacerdotes, religiosos, familias y autoridades locales.

«A toda la comunidad del Valle de Aosta aseguro mi recuerdo en el Señor, especialmente por los enfermos y por cuantos sufren», expresó esta primera vez que, desde su elección a la sede petrina, dirige el rezo del Ángelus desde la localidad alpina.

Al concluir los saludos, tradujo su solicitud saludando personalmente a los enfermos y discapacitados que ocupaban las primeras filas en el jardín que acogió a los peregrinos. No ahorró con los que sufren palabras y gestos de cariño, en un clima sereno y festivo.

Sorprendió también a los peregrinos dirigiéndose «de modo especial a los jóvenes», «que habéis venido por este primer Ángelus mío en la montaña», les dijo.

«Espiritualmente estamos ya en camino a Colonia», les indicó de improviso.

«¡Nos vemos todos en Colonia!», les expresó.

Y es que sólo falta un mes para que la ciudad alemana reciba, con ocasión de la XX Jornada Mundial de la Juventud, una cifra estimada de 800 mil jóvenes peregrinos que se encontrarán con Benedicto XVI en este acontecimiento de fe y fiesta.

La participación de Benedicto XVI en las Jornadas Mundiales de la Juventud está confirmada del 18 al 21 de agosto en Colonia.