Los franciscanos reciben al ministro español de Exteriores en Belén

Aumentan los peregrinos de ese país a Tierra Santa

| 680 hits

BELÉN/MADRID, domingo, 5 diciembre 2004 (ZENIT.org).- Al visitar este sábado Belén el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, la comunidad franciscana expresó su agradecimiento por la ayuda que el gobierno español ofrece a los cristianos del lugar.



El jefe de la diplomacia española dedicó el tercer día de su gira por Oriente Próximo a recorrer la Basílica de la Natividad de Belén, en momentos en los que tras el estallido de la segunda Intifada comienza a aumentar el número de peregrinos españoles a Tierra Santa.

Cuando en 2002 el templo fue invadido por 250 palestinos armados y asediado durante 38 días por el Ejército israelí, Moratinos acudió al lugar como enviado especial de la Unión Europa y ofreció su contribución a las negociaciones que terminaron con una salida pactada para los combatientes.

En declaraciones a la prensa concedida en Belén, el ministro señaló esta ciudad es un «símbolo de paz y de entendimiento», de que los problemas pueden resolverse «mediante la negociación y el diálogo».

Al acoger al ministro de Exteriores español en la Basílica de la Natividad, el padre franciscano Artemio Vitores, vicecustodio de Tierra Santa, agradeció su visita y su mediación para salvar la iglesia.

La comunidad franciscana le dio las gracias por el apoyo del Gobierno a los proyectos de cooperación en la zona, que hacen posible que «800 familias de Belén puedan sobrevivir» gracias a los 80 euros al mes que les hacen llegar para comprar alimentos básicos y medicinas.

Esa ayuda constituye un «servicio inmenso a los cristianos de Belén», donde hay personas que llevan hasta cuatro años sin percibir un salario.

Además de departir con los franciscanos, Moratinos se encontró con las otras dos comunidades religiosas que habitan en las instalaciones de la Basílica de la Natividad: los ortodoxos armenios y los ortodoxos griegos.

Esta misma semana, el padre Vítores recibió a la anterior ministra de Asuntos Exteriores de España, Ana Palacio, al cónsul general de España Juan María Ferré y a la responsable en Jerusalén de la Cooperación Española Marta Lorenzo, en la sede de la Custodia de Tierra Santa, donde conversaron sobre la situación actual de la Custodia de Tierra Santa y sobre las actividades sociales en el actual contexto sociopolítico, según ha informado la agencia Veritas.

Posteriormente, visitaron las instalaciones del Colegio de Nuestra Señora del Pilar, renovadas gracias a la cooperación española. Allí, Palacio se comprometió a promover una acción con la finalidad de obtener fondos para que el colegio pueda tener una subvención estable con la que pagar a los profesores. También se habló del sistema de adopciones y de la posibilidad de que algunas niñas puedan ser acogidas en España por alguna familia durante las vacaciones.

En España, están aumentando las peregrinaciones a Tierra Santa, según ha constatado la Oficina Nacional Israelí de Turismo, a través de las informaciones de los agentes de viajes especializados en turismo religioso.

«Venimos constatando un importante incremento en el número de peregrinos españoles a lo largo del año 2004 y una ya importante demanda de grupos de peregrinación para el año 2005», señaló a Veritas el servicio de prensa del Ministerio de Turismo de Israel.

Por otra parte, según declaró a Veritas el director del Centro de Tierra Santa en Madrid, Teodoro López, «está aumentando la sensibilidad de los españoles por la situación en la que se encuentra Tierra Santa».

La entidad ha recogido hasta el momento unos tres mil euros, en una colecta especial, que un grupo de unos treinta peregrinos llevará a Belén la próxima Navidad.

También organizó, junto con la Asociación Española de Amigos de Tierra Santa, una oración por la paz en Oriente Próximo con una Misa presidida por el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor César Augusto Franco, que reunió, este jueves por la noche en Madrid, a más de trescientas personas.