Los gobiernos impulsan la píldora del día después

ROMA (Redacción central), 16 dic 2000 (ZENIT.org).- En un cierto número de países, la tendencia es facilitar el acceso al contraceptivo del día después. Este hecho ha causado controversia ya que en muchos casos se ocultan las posibilidades abortivas de esta medicación.

| 346 hits

Entre los efectos de la píldora del día después está el de impedir que un


óvulo fecundado se implante en la pared del útero, lo que por lo tanto
equivale a un aborto.

El pasado fin de semana, el Gobierno británico anunció que la píldora del
día después podría estar a la venta en las farmacias el próximo 1 de enero.
Según informa «The Independent (10 diciembre) la principal intención de
esta medida es tratar de hacer descender el número de embarazos no deseados
de adolescentes.
La Real Sociedad Farmacéutica está impartiendo reglas estrictas para la
venta de «contraceptivos de emergencia». Se ha advertido a los
farmacéuticos que no deben dar las píldoras a chicas menores de 16 años y
asegurarse que las mujeres no estén ya embarazadas.
La píldora del día después se toma en dos dosis, separadas por 12 horas,
pero su efectividad desciende del 95% al 58% dentro de las 48 a las 72 horas
posteriores a una relación sin protección. A diferencia de otros países
como por ejemplo Italia, se ha asegurado a los farmacéuticos que si tienen
objeciones morales o religiosas pueden negarse a proporcionar la píldora.
La introducción de un acceso más fácil a la píldora del día después fue
condenada por Liam Fox, ministro de Salud en la sombra del Partido
Conservador. En el «Times» (11 diciembre), Fox acusaba al Gobierno de poner
en marcha el nuevo sistema antes de que los farmacéuticos pudieran asistir
a los cursos de información sobre la píldora que empiezan el 9 de enero.
«Nos encontraremos con un número enorme de farmacéuticos al empezar el año
que no están preparados para esto», dijo.
Mientras que Ann Widdecombe, ministra de Interior en la sombra, dijo:
«Pienso que hay muchas buenas preguntas de prudencia sanitaria como, por
ejemplo, si la píldora animará todavía más la actividad sexual de los
adolescentes, si animará a una actividad sexual sin protección». Valerie
Riches, de «Family and Youth Concern», dijo que proporcionarla a las
adolescentes facilitaría «abortos sin preguntas».
Un artículo publicado en «The Telegraph» (11 diciembre) citaba la reacción
de la Iglesia Catóica de Inglaterra y Gales a la iniciativa. La declaración
de la Iglesia dice: «Que el Gobierno desee permitir a las adolescentes
comprar esta píldora del dia después tan libremente y sin la supervisión de
un doctor, es equivocado y potencialmente peligroso. Animar actitudes
superficiales hacia el sexo no es un modo efectivo o seguro de reducir los
embarazos en adolescentes».
Los temores de que la última acción del Gobierno no sea el final de camino
en la distribución de contraceptivos surgieron casi inmediatamente después.
Según la BBC (11 diciembre), algunos doctores desean que la píldora del día
después se facilite a las chicas menores de 16 años. El doctor John
Chisholm, líder de las Asociaciones Médicas Británicas, dijo: «Damos la
bienvenida a la decisión del ministro pero nos habría gustado que hubiera
ido más lejos».
«Si los farmacéuticos pueden apreciar si es apropiado para alguien tener
una contracepción postcoital, deberían también ser capaces de hacerlo en el
caso de chicas menores de 16 años», declaró Chisholm.
Otros esfuerzos para extender el uso de la píldora del día después
La píldora del día después ha sido promovida cada vez más por el Gobierno
británico en los últimos meses. El pasado 19 de octubre, el «Daily Express»
informaba que se había ofrecido la píldora del día después a mujeres de
vacaciones, en un centro de paso del aeropuerto, apenas aterrizaron en Gran
Bretaña.
El plan de planificación familiar en el Aeropuerto de Manchester permite a
las mujeres ir directas a la salida del Servicio Nacional de Salud a por la
controvertida píldora. Las pasajeras pueden también informarse sobre
enfermedades de transmisión sexual y los directivos están considerando
repartir condones gratis. El nuevo centro en la terminal del aeropuerto lo
inauguró oficialmente en octubre el ministro de Salud John Denham.
Mientras tanto, en la provincia canadiense de la Columbia Británica, se han
dado también pasos para asegurar una amplia accesibilidad a la píldora del
día después. Según el «Vancouver Province» (27 octubre), este contraceptivo
estaba disponible sin receta en las farmacias de toda la
provincia desde el 1 de diciembre. De este modo, la Columbia Británica se
convierte en la primera provincia en Canadá que permite la píldora sin
prescripción médica.
A la venta de este contraceptivo se han opuesto los farmacéuticos pro vida.
Según un reportaje en «LifeSite Daily News» (23 noviembre), Cristina
Alarcón, de los Farmacéuticos pro Vida de la Columbia Británica y sus
colegas pro vida están negándose a obedecer una orden del Colegio de
Farmacéuticos local que querría obligarles a dispensar las píldoras del día
después o a remitir a los pacientes a un farmacéutico que se las
proporcionase. El Colegio ha reaccionado amenazando con posibles sanciones,
incluida la posibilidad de expulsión.
El «Vacouver Province» informaba que Alarcón estima que más de 100
farmacéuticos de la provincia no colaborarán con el plan gubernamental de
proporcionar la píldora del día después sin una prescripción.
Y en España, según el diario nacional ABC (26 noviembre), unas 40.000
adolescentes al año usan la píldora del día después, a pesar del hecho de
que su lanzamiento comercial oficial no tendrá lugar hasta el próximo
febrero. En la actualidad, la píldora se pueden conseguir en clínicas de
planificación familiar y hospitales. El plan en preparación permitirá su
venta en farmacias pero con prescripción médica a partir de febrero del
próximo año.
Mientras tanto, en Estados Unidos , la Asociación Médica Norteamericana
(AMA) se ha mostrado favorable a la venta de la píldora del día después.
Según el «Washington Times» (6 diciembre) la AMA aprobó una resolución, el
5 de diciembre, pidiendo al Gobierno que considere hacer el contraceptivo
del día después más accesible.
La AMA aprobó la recomendación sin discusión durante una convención en
Orlando. Joan Coombs, vicepresidenta de «Planned Parenthood» se congratuló
con este paso. «Es una maravillosa decisión del AMA. Es una estupenda
resolución», dijo Coombs.
En la actualidad, en Estados Unidos hay dos píldoras del día después en el
mercado: Prevent y Plan B. Fueron aprobadas para el uso en el lapso de los
dos últimos años. Según la Autoridad Federal sobre Fármacos (FDA) para
poner las píldoras a la venta, una compañía farmacéutica debe hacer una
solicitud a la FDA. La FDA tiene en cuenta un número de factores antes de
tomar una decisión, tales como instrucciones escritas a las pacientes y la
historia de seguridad del producto, dijo la portavoz de la FDA Susan
Cruzan.

La posición de la Iglesia

El 31 de octubre pasado, la Academia Pontificia para la Vida hizo pública
una declaración respecto a la píldora del día después, en respuesta a la
decisión del Gobierno italiano de permitir su venta en farmacias. En la
declaración, la Academia Pontificia explicaba que el resultado final para
quien toma este contraceptivo será la expulsión y pérdida del embrión en
sus primeros días de desarrollo.
Sólamente si esta píldora fuera tomada varios días antes del momento de la
ovulación, sigue la declaración, podría a veces actuar para evitar esta
última y en este caso podría funcionar como un normal anticonceptivo.
Aunque el embrión en cuestión esté en su primer estadio, la Academia
Pontificia declaraba que «esto no puede legitimar a decidir arbitrariamente
que el individuo humano tiene mayor o menor valor (con la consiguiente
variación en el deber de protegerlo) según su nivel de desarrollo».
La declaración también indicaba que, desde el punto de vista ético, la
misma absoluta ilicitud de los procedimientos abortivos se aplica a la
distribución, prescripción y uso de la píldora del día después.
___________________________________________
Contenido provisto por SEMANA INTERNACIONAL
(c) Innovative Media, Inc.