Los grupos confesionales, cruciales en la atención sanitaria en África

Mantienen gran parte de sus infraestructuras

| 1218 hits

WASHINGTON, martes, 20 febrero 2007 (ZENIT.org).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido públicamente que en la lucha contra el sida, muchas de las necesidades de apoyo son cubiertas por las organizaciones basadas en la fe, sobre todo en África.



La OMS hizo esta observación en un estudio hecho público la pasada semana en la Catedral Nacional de Washington.

El informe «Estimación de bienes: situar, comprender, trasladar y comprometer bienes sanitarios religiosos en Zambia y Lesotho», estima que entre el 30% y el 70% de las infraestructuras de salud de África están gestionadas por organizaciones basadas en la fe. La mayoría son católicas.

Sin embargo, hay poca cooperación entre estas organizaciones y los programas de salud públicos, subraya el informe.

«Las organizaciones confesionales son una parte vital de la sociedad civil», dijo Kevin De Cock, director del Departamento de VIH/Sida de la OMS.

«Desde el momento en que proporcionan una parte sustancial de la atención sanitaria en los países en desarrollo, llegando a menudo a las poblaciones vulnerables que viven en condiciones adversas, las organizaciones basadas en la fe deben ser reconocidas como colaboradores esenciales en los esfuerzos hacia el acceso universal», añadió.

Según el informe, las organizaciones basadas en la fe desempeñan un papel mucho mayor en el cuidado y tratamiento del VIH/Sida en el África subsahariana del reconocido hasta ahora.

Ted Karpf, funcionario en el departamento de VIH/Sida de la OMS afirmó: «Estos datos exigen que sigamos explorando y expandiendo el campo. Este es el primer estudio serio de la implicación de las organizaciones basadas en la fe en el VIH/Sida, pero no puede ser el último».

«Donantes y financiadores de atención sanitaria deben tener en cuenta el papel de las organizaciones basadas en la fe. Sin las organizaciones basadas en la fe, la esperanza de acceso universal a la prevención, tratamiento y atención sanitaria se perdería».