Los inmigrantes son una riqueza para la Iglesia y deben testimoniar su fe

Una cumbre europea sobre inmigración y evangelización concluyó en Roma

| 1140 hits

Por H. Sergio Mora

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 29 de noviembre de 2012 (ZENIT.org).- La cumbre de dos días sobre inmigración y evangelización, con el título “Una pastoral de comunión para una evangelización renovada”, concluyó hoy en Roma. Organizada por la Comisión Caritas in Veritate del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), contó con la participación de unos 40 obispos y de los directores nacionales de las pastorales de los migrantes.

El secretario general de la CCEE, Duarte Cunha, indicó que la crisis económica golpea especialmente a los más débiles y a quienes emigraron debido a la pobreza. Por ello, señaló, “la pastoral de la Iglesia que tienen la finalidad de evangelizar y de crear comunidad, se siente interpelada para ayudar a la integración, reforzar las relaciones y a acompañar y apoyar a las personas”. Particularmente “en este momento de crisis económica no se puede separar la ayuda social, de la pastoral y la evangelización”.

Los trabajos fueron inaugurados por el cardenal Antonio María Veglió, presidente de Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes; y por el presidente de la sección migración de la Caritas in Veritate, el cardenal Josip Bozanic.

El cardenal Bozanic subrayó que los inmigrantes creyentes tienen que ser protagonistas de la misión de la Iglesia y no deben limitarse a dar al país que les hospeda “solamente la fuerza de su trabajo o la capacidad intelectual de los estudios”, sino que son llamados “a testimoniar al fe con gozo y sin miedo”, en el lugar de trabajo, barrio, o ambientes que frecuenta.

El presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Salvatore Fisichella por su parte disertó sobre “El testimonio de la comunión eclesial para una nueva evangelización”. El prelado señaló que la movilidad es parte de la condición humana y que tanto hoy como el el pasado muchos sacerdotes “dejaron sus casas para seguir a tantos inmigrantes en diversos países Europeos”.

Y recordó que millones de cristianos, principalmente católicos, emigraron en estas últimas décadas a Europa, Canadá y Estados Unidos, provenientes del Este europeo, de América Latina y de las Filipinas quienes constituyen “una riqueza para la nueva evangelización”, que es necesario defender delante de factores que tienden a impedirles de conservar la fe y sus tradiciones”.

Indicó también que el término 'pastoral de comunión' ha entrado en el lenguaje cotidiano, a nivel de teología pastoral. Una comunión que debe superar situaciones concretas como los nuevos llegados que llaman a la puerta. Una fraternidad a la que Cristo invita Ut Unum Sint.

Sobre “Comunión y Pastoral, una visión de la Iglesia Católica del Este” habló el secretario de la Congregación para las Iglesias Orientales, arzobispo Cyril Vasi SJ; mientas que las “Directivas para una pastoral de comunión en las migraciones” fueron abordadas por director del Instituto Internacional de Migraciones de los Escalabrinianos, padre Fabio Baggio. En cambio la “Nueva evangelización y movilidad humana” fue tratado por monseñor Giancarlo Perego, director general de la Fundación Migrantes.