Los jesuitas deciden que no es necesario convocar una nueva Congregación General

Concluye la Congregación de Procuradores celebrada en Kenia

| 1267 hits

NAIROBI, martes 17 julio 2012 (ZENIT.org).- La 70 Congregación de Procuradores de la Compañía de Jesús, que se ha celebrado por primera vez en África, Kenia, del 9 al 15 de julio, decidió que no era necesario convocar una Congregación General.

Durante esta cita, en la que han participado 97 jesuitas, se han debatido temas importantes para la orden como: la visión más universal de la misión, la relación con la Iglesia, el desafío de África, el trabajo con los colaboradores y la necesidad de una mayor articulación en red.

La congregación ha estado poblada de ricas liturgias y eucaristías, en varias lenguas y con un marcado carácter africano. El secretario de la misma ha sido el español padre Francisco Álvarez de los Mozos SJ, procurador de la provincia de Loyola y director del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología de la Compañía de Jesús.

Durante toda la semana los jesuitas han analizado la situación actual de la orden. El padre general, Adolfo Nicolás Pachón SJ, en su carta de convocatoria de esta cita ya indicaba tres “dimensiones importantes de nuestra misión que debe tener presentes todo sector apostólico: el servicio de la fe, la promoción de la justicia y la colaboración con otros”.

Los procuradores o jesuitas elegidos para representar a sus provincias (unidades administrativas en que se organiza la Compañía en todo el mundo) traían a la cita los análisis sobre sus lugares de origen. Con estas reflexiones y con la experiencia de cuatro años al frente de la Compañía de Jesús, el padre general analizaba ante los presentes el estado de la orden religiosa. Durante la semana se han debatido las cuestiones puestas sobre la mesa, sus posibles mejoras y las posibles respuestas a los desafíos. También se han hecho sugerencias de gobierno al padre general.

Algunos temas que han merecido una atención detallada han sido: la misión, como respuesta a la invitación del papa para ir a las “fronteras”, y África como preferencia de la Compañía; la relación con la Iglesia; la dimensión social del apostolado jesuita, y el trabajo en red en todos los niveles.

Del sentire cum Ecclesia, o la relación con la Iglesia, el padre general afirmó que “estamos llamados a hacer más profunda nuestra responsabilidad pastoral en los diferentes contextos culturales y eclesiales en los que trabajamos”. De la misión hizo una “llamada de la Compañía a una mayor universalidad” y destacó “el servicio de los pobres, la colaboración con los otros y las redes apostólicas entre Provincias, en las Conferencias y entre Conferencias”.

Se han debatido también otros temas importantes para los jesuitas como: el discernimiento; la espiritualidad y el apostolado intelectual; la vida en comunidad y la creatividad como respuesta ante los desafíos del mundo y de la propia orden religiosa. Además se ha analizado el proceso actual de gobierno y de reestructuración de las provincias y secretariados jesuitas.

Por último, toda una jornada se dedicó a reflexionar sobre África, considerada una prioridad desde hace años para la Compañía de Jesús. El padre Agbonkhianmeghe E. Orobator, provincial de la Provincia de África Oriental (provincia anfitriona), señaló claramente que África continúa siendo el más incomprendido de los continentes y destacó cuatro lecciones y dos desafíos a tener en cuenta: “Las lecciones son: repensar África desde una perspectiva diversa; África como continente profundamente religioso; África como portadora de múltiples valores religiosos; y la religión en África es un fenómeno vivo. Los desafíos son las tensiones religiosas y la religión ante el subdesarrollo”.

Concluyó afirmando que “a partir de los datos de que disponemos, es claro que el centro de gravedad del cristianismo se está dramáticamente desplazando del Norte al Sur, esto es, de Europa y Norte-América, a África, Asia y América Latina”.