Los jesuitas profundizan en el futuro de sus comunidades de solidaridad

El ejemplo de la comunidad de Loiolaetxea de San Sebastián

| 1455 hits

MADRID, miércoles 28 noviembre 2012 (ZENIT.org).- Desde el 23 al 25 de noviembre se celebró en Madrid el encuentro “Comunidades de Solidaridad: nuevos estilos de vida comunitaria”, que reunió a 24 jesuitas y colaboradores laicos de Europa que viven en comunidades mixtas de jesuitas y laicos. Estos últimos, los no religiosos, pertenecen a colectivos en proceso de inserción social, como inmigrantes o presos. En la última Congregación de Procuradores de la Compañía de Jesús, el padre general insistió en la importancia de este tipo de comunidades.

El objetivo de la reunión –informa a ZENIT la Compañía de Jesús de España- lo explicó José Ignacio García SJ, coordinador social del CEP (The Jesuit Conference of European Provincials): “El objetivo es compartir nuevos estilos, y no tan nuevos, de vida comunitaria. En los últimos años hemos sido testigos de las innovaciones en nuestra manera de vivir en comunidad. Así, han surgido experiencias diversas en diferentes provincias. Por ejemplo, las comunidades donde viven juntos jesuitas, laicos y personas en proceso de reinserción, tras cumplir penas de prisión, o comunidades que abren sus puertas a jóvenes inmigrantes o refugiados durante varios meses, también las comunidades de inserción se enfrentan a nuevos retos interculturales e interreligiosos. La imagen que se puede obtener es una constelación de iniciativas que nos gustaría presentar y compartir. También nos gustaría elaborar un documento breve que podría ayudar a las Provincias en sus discernimientos de cara a tomar futuras decisiones”.

La iniciativa de este encuentro surgió en la reunión de delegados sociales de las Provincias de Europa, celebrada en Malta en abril 2012. Para hacer un poco más coherente este encuentro tendrá lugar en "el barrio de la Ventilla", Madrid, donde hay una comunidad en la que conviven a diario jesuitas y jóvenes inmigrantes mientras buscan trabajo o hacen algún tipo de formación buscando establecerse de forma permanente.

La reunión se llevará a cabo en inglés, aunque habrá traducción al español en la mayor parte de las sesiones. El programa es sencillo: habrá dos paneles de presentaciones de experiencias de este tipo de comunidades en Loyola (Loyolaetxea y Durango), La Viale en Bélgica, Sevilla, Ventilla y Malta. Habrá también tiempo para el trabajo en grupos y el domingo por la mañana formularán los  contenidos básicos del documento fruto del encuentro.

Serán 24 participantes de las provincias jesuitas de Aragón, Bética, Loyola, Tarraconense, Malta, Portugal, Croacia, Bélgica Meridional, Italia, Irlanda, Reino Unido, Castilla así como el Presidente de la Conferencia de las Provincias Europeas, John Dardis SJ y Xavier Jeraya SJ  Asistente del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología de la Curia en Roma.

Un ejemplo: Comunidad Loiolaetxea

Desde la Comunidad Loiolaetxea, nos definen en estos párrafos cómo son y como viven: “Somos una comunidad formada por cuatro jesuitas y ocho laicos(as) que comparten nuestra casa y nuestra vida con otras personas, la mayoría de ellas con experiencia penitenciaria, que buscan caminos nuevos de inclusión social. Este encuentro en la diversidad de edades, culturas, religiones y experiencias de vida, es un regalo para todos(as) los(as) que vivimos aquí. Por eso decimos que quien viene a nuestra casa está en su casa”.

“Las veinte personas que formamos este grupo nos corresponsabilizamos no sólo de las tareas domésticas, las compras o el mantenimiento, sino sobre todo de los procesos de las personas, formando un grupo de autoayuda en el que compartimos nuestros aprendizajes y los ponemos al servicio de los(as) demás. Para eso junto con los espacios de comidas, ocio o trabajo, nos reunimos un par de veces a la semana todo el grupo de lo que llamamos la Comunidad Loiolaetxea”.

“Vivimos en San Sebastián y participamos junto con otras asociaciones, fundaciones y administraciones públicas del campo de la inclusión social, en la red de intervención social de nuestra ciudad y el territorio histórico de la provincia de Guipúzcoa. Participamos también en varios grupos de reflexión sobre inmigración, procesos comunitarios o espiritualidad con compañeros(as) jesuitas y laicos(as) de otros lugares del Estado”.