Los lectores españoles podrán leer en primavera el libro sobre Jesús de Benedicto XVI

| 746 hits

MADRID, miércoles, 20 diciembre 2006 (ZENIT.org-Veritas).- La primera parte del libro «Jesús de Nazaret», que Su Santidad Benedicto XVI ha escrito como expresión de su «búsqueda personal del rostro del Señor», será lanzado mundialmente en la primavera de 2007. La Editorial La Esfera anunció


Este miércoles 20 de diciembre, que será la responsable de su publicación en España.

La Libreria Editrice Vaticana confió la publicación de la obra, iniciada por Joseph Ratzinger cuando todavía era cardenal, a la editorial Rizzoli, que ha gestionado los derechos de autor en todo el mundo. Rizzoli facilitó algunos pasajes de prefacio, en el que el mismo Papa explica que «el camino interior hacia este libro ha sido largo».

«He podido comenzar a trabajar en él durante las vacaciones de 2003. En agosto de 2004, tomaron forma definitiva los capítulos del 1 al 4. Tras mi elección a la sede episcopal de Roma he utilizado todos los momentos libres que he tenido para sacarlo adelante».

El Santo Padre ha decidido publicar la primera parte «dado que no sé cuánto tiempo y cuántas fuerzas me serán concedidas aún»; se trata de «los primeros diez capítulos que van desde el bautismo en el Jordán hasta la confesión de Pedro y la Transfiguración».

Benedicto XVI aclara en el Prefacio que «este libro no es en absoluto un acto magisterial, sino la expresión de mi búsqueda personal del rostro del Señor» y que por tanto, «cada quien tiene libertad para contradecirme».

«Sólo pido a las lectoras y a los lectores el anticipo de simpatía sin la cual no existe comprensión posible», matiza.

El Papa ha encontrado la motivación para escribir esta nueva vida de Jesucristo, en su preocupación por la situación generada por algunos libros sobre la vida de Jesús publicados a partir de los años cincuenta, en la que «el desgarre entre el «Jesús histórico» y el «Cristo de la fe» se hizo cada vez más grande».

Su Santidad expresa su «confianza en los Evangelios», presentando «el
Jesús de los Evangelios como el verdadero Jesús, como el «Jesús histórico» en el verdadero sentido de la expresión».

«Yo creo que precisamente este Jesús –el de los Evangelios– es una figura históricamente sensata y convincente. Sólo si sucedió algo extraordinario, sólo si la figura y las palabras de Jesús superaban radicalmente todas las esperanzas y las expectativas de la época, se explica la Crucifixión y su eficacia», expresa Benedicto XVI.