Los líderes cristianos europeos debaten sobre el futuro del ecumenismo

| 1327 hits

LONDRES, martes, 26 febrero 2008 (ZENIT.org).- Los progresos del movimiento ecuménico y los desafíos que debe afrontar han sido el fulcro de la reflexión de los líderes cristianos europeos, en el encuentro anual de la Comisión Conjunta del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) y de la Conferencia de las Iglesias Europeas (KEK), que tuvo lugar en Londres del 21 al 24 de febrero.

«La necesidad de reflexionar sobre la reconfiguración del movimiento ecuménico en Europa ha emergido como una preocupación», advierte un comunicado de prensa recibido por Zenit.

El presidente de la KEK, Jean-Arnold de Clermont, ha subrayado tres desafíos para el movimiento: la globalización, que exige «aumentar la conciencia ecuménica de los miembros de nuestras Iglesias», la secularización de Europa y la necesidad de repensar las estructuras de la cooperación ecuménica entre las Iglesias europeas, con vistas a un renovado testimonio común, para ofrecer «una señal fuerte de que las Iglesias tienen la voluntad de cambiar».

Por su parte, el vicepresidente de la CCEE, el cardenal Jean-Pierre Ricard, señaló cuatro prioridades de acción, partiendo de la necesidad de ser más claros en los objetivos del empeño ecuménico y de aumentar la experiencia de la fraternidad ecuménica, por ejemplo respecto «a nuestra opinión pública, que puede ser tentada por el relativismo, por el sincretismo y por las tensiones confesionales», así como hacia los jóvenes.

Junto a estos elementos, ha pedido estar más presentes donde está en juego «la humanidad del ser humano» y desarrollar un ecumenismo espiritual, «sobre todo en un momento en el que corremos el riesgo de desanimarnos por la lentitud de los progresos ecuménicos y por los aparentes pasos atrás».

Sobre la cooperación futura entre la KEK y la CCEE, la Comisión ha decidido profundizar la colaboración ecuménica a nivel local y europeo sobre temas como «la promoción del conocimiento de la Biblia en Europa, el diálogo interreligioso (sobre todo con los musulmanes), la integridad de la Creación, las migraciones y la paz».

Tarea del encuentro fue también la valoración de la III Asamblea Ecuménica (EEA3), que tuvo lugar en Sibiu, Rumanía, del 4 al 9 de septiembre de 2007.

La Comisión Conjunta valoró positivamente el encuentro, subrayando que «ha mostrado que los cristianos europeos están empeñados en un testimonio común a varios niveles y pueden contribuir de modo original a la construcción de la casa común europea».

Del mismo modo, ha demostrado que «es posible hablar de las diferencias y de las divisiones todavía existentes con toda franqueza y fraternidad».

A este propósito, se subraya la «importancia vital» de mantener viva la red de los delegados de Sibiu, que representan el «mensaje viviente» de la EEA3. Por esto, se exhorta «a publicar y a difundir el informe de la Asamblea, a iniciar una regular correspondencia interactiva con los delegados y a promover al compartir de la riqueza espiritual de las diversas tradiciones confesionales».

Durante el encuentro, los participantes también examinaron y aprobaron el programa de trabajo de la Comisión KEK-CCEE sobre las relaciones con los musulmanes en Europa, que incluye una conferencia islamo-cristiana a celebrarse en Malinas-Bruselas, Bélgica, del 20 al 23 de octubre próximos, sobre el tema «Ser ciudadanos europeos y personas de fe. Cristianos y musulmanes como colaboradores activos en las sociedades europeas».

El diálogo con el Islam y las otras religiones fue además el centro de la visita al Centro St Ethelburga para la Reconciliación y la Paz, situado en una antigua iglesia anglicana destruida por una bomba del IRA en 1993, y reconstruida a continuación como espacio de encuentro entre los credos.

Especialmente significativa fue la participación en las Vísperas en la catedral católica y en la oración vespertina anglicana del «Evensong» en la catedral de San Pablo.

El próximo encuentro anual de la Comisión Conjunta tendrá lugar en Esztergom-Budapest, Hungría, del 19 al 22 de febrero de 2009.

El Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) reúne a los presidentes de las 34 conferencias episcopales europeas. Está presidido por el cardenal Péter Erdő, arzobispo de Esztergom-Budapest. Son vicepresidentes el cardenal Josip Bozanic, arzobispo de Zagreb y el cardenal Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Burdeos. El secretario general es monseñor Aldo Giordano que tiene sede en San Gallo, Suiza.

La Conferencia de las Iglesias Europeas (KEK) reúne a cerca de 125 Iglesias ortodoxas, protestantes, anglicanas y vetero-católicas de todos los países de Europa, más 40 organizaciones asociadas. Fue fundada en 1959 y tiene oficinas en Ginebra, Bruselas y Estrasburgo.

Por Roberta Sciamplicotti, traducido del italiano por Nieves san Martín