Los obispos argentinos cercanos a las ví­ctimas de la explosión en Rosario

Invitan a la Iglesia de Argentina a unirse en oración por los hermanos sufrientes

Roma, (Zenit.org) Redacción | 568 hits

Los obispos argentinos han mostrado su cercanía a los afectados por la explosión que tuvo lugar la mañana del martes 6 de agosto en el centro de Rosario. El accidente ha costado la vida de doce personas y deja decenas de heridos.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, envió su pésame en nombre de todos los obispos que forman el episcopado.

“Ante la reciente tragedia ocurrida en la ciudad de Rosario, de público conocimiento, los obispos miembros de la Conferencia Episcopal Argentina, hacen llegar su cercanía y consuelo a los damnificados, como así también su oración por las víctimas y sus familiares en este momento de tanto dolor. Es nuestro deseo y compromiso animar a toda la Iglesia que peregrina en la Argentina para que se solidarice y se una en la oración por estos hermanos sufrientes”, dice el texto.

Desde el primer momento, las parroquias cercanas y los sacerdotes estuvieron colaborando con la gente y se acercaron para contener a las familias de los heridos y fallecidos. Monseñor Mollaghan espera que desde las iglesias se realicen campañas para ayudar a los vecinos a reponer parte de los bienes materiales perdidos. “Tenemos esperanza de que va a haber una respuesta solidaria en relación a los bienes que hay que reintegrar. Son departamentos, pisos y familias damnificadas en este momento de tanto dolor”,  dijo el prelado en declaraciones formuladas al Canal 3 de Rosario después del accidente.