Los obispos coreanos peregrinan a los lugares de los santuarios de los mártires

La archidiócesis de Seúl ha proclamado septiembre el Mes de los Mártires, en recuerdo de los 103 asesinados por odio a la fe

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 545 hits

Son 21 los obispos coreanos que han realizado por primera vez una peregrinación a pie a los santuarios de los mártires en Seúl, para celebrar el Año de la Fe y el Mes de los Mártires. Lo hicieron la semana pasada, tal y como informó la agencia Fides el día 14 de septiembre. La archidiócesis de Seúl ha proclamado el mes de septiembre como el “Mes de los Mártires”, en memoria de los que dieron su vida por el Evangelio en Corea.

La memoria de los mártires de Corea se celebra el 20 de septiembre, en recuerdo de los 103 mártires asesinados por odio a la fe en los tiempos de persecución en el país con oleadas sucesivas desde 1839 hasta 1867. Según la información enviada a la Agencia Fides por la Conferencia Episcopal de Corea, los obispos fueron acompañados por unos 300 sacerdotes, religiosos, religiosas y otras personas que han tenido la oportunidad de reflexionar sobre el espíritu del martirio que caracterizó a sus antepasados ​​en la fe.


La peregrinación comenzó con una oración en la capilla del Campus de teología de la Universidad Católica de Corea, en la que se encuentran algunos restos de san Andrés Kim Taegon (1821-1846), el primer sacerdote mártir coreano que fue canonizado por Juan Pablo II en 1984.

Después los obispos recorrieron un camino pasando por la sede de la policía, lugar de ejecución de los mártires de Corea; la Catedral de Myeongdong, en cuya cripta están las reliquias de 9 mártires; el Santuario de los mártires de Seosomun, construido en el lugar donde sacrificaron sus vidas por su fe, 44 de los 103 mártires coreanos, muchos siervos de Dios y otros mártires católicos de la Iglesia primitiva en Corea; el Santuario de los mártires de Danggogae: 10 católicos coreanos fueron martirizados en esta colina; el santuario de los mártires de Saenamteo, donde fueron asesinados 11 sacerdotes; el Santuario de los mártires de Jeoldusan, que murieron durante la persecución Byeonin de 1866. En el sepulcro subterráneo de la iglesia se encuentran los restos de 28 mártires, también se construyó un museo y una gran estatua al aire libre de san Andrés Kim.