Los obispos de Bolivia, Chile y Perú: es el momento de mayor integración humana

Tres días de encuentro en La Paz. Los desafíos y oportunidades. La religiosidad popular traspasa las fronteras.

Roma, (Zenit.org) Redacción | 650 hits

El encuentro entre los obispos del Comité Permanente de las Conferencias Episcopales de Perú, Bolivia y Chile iniciado el lunes 21concluyó este miércoles 23.

Al término de la cita, realizada en la Casa Schoentatt de la ciudad de La Paz, las autoridades eclesiásticas realizaron una declaración conjunta en la que destacaron "la experiencia de comunión y de fraternidad que caracteriza nuestras relaciones mutuas y las de nuestras iglesias".

"Somos una unidad geográfica y cultural --indica la declaración-- que la gente de nuestros pueblos sabe reconocer y expresar a través de tantos signos de integración, relaciones interpersonales y muestras de religiosidad popular que traspasan las fronteras y que son una lección que estos días hemos constatado e intentado aprender y practicar".

Las autoridades eclesiásticas consideraron también que la unidad de los tres países está "desgarrada" porque todavía no es capaz de superar la brecha de desigualdades y marginaciones.

El documento emitido por las tres iglesias afirma que se ha renovado "nuestro compromiso de fomentar la integración de nuestros tres países desde nuestra misión pastoral propiciando, entre otras cosas, que las universidades católicas impulsen en sus estudios e investigaciones sobre la cultura del encuentro". Además, los Obispos manifestaron la intención de facilitar el conocimiento mutuo y el compartir de experiencias para ir terminando con lo que pueda separar a estos pueblos.

La declaración también sostiene que es tiempo de promover un cambio de mentalidad para pasar a una verdadera cultura del encuentro entre los pueblos.

Otros temas analizados en el encuentro fueron el aumento del narcotráfico, así como los desafíos y oportunidades pastorales que plantea la realidad de la migración y de marginación de los más pobres.

Asimismo, se reafirmó el valor de la familia y la opción "de caminar con los jóvenes ofreciendo el Evangelio, de forma siempre renovada, como proyecto de vida lograda y la vida sacerdotal y consagrada como caminos de amor pleno".

Al finalizar este encuentro, el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) y arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, señaló que la Iglesia es comunión y que está llamada a construir comunión, solidaridad e integración. "Encuentro que lo que hemos vivido en estos días no solamente nos ha recordado que somos una patria grande, a pesar de las diferencias culturales, de las riquezas culturales. Sino que somos también una Iglesia llamada a hacer de nuestro pueblo, un pueblo que camine hacia la vida, la vida plena, la vida cada vez más plena. 

Finalmente, el presidente de la CECh destacó el llamado de Benedicto XVI en Aparecida a hacer del continente de la esperanza, el continente del amor y agregó que "con mucha fuerza" reciben la invitación del papa Francisco de ir a las fronteras "para ser un instrumento humilde, sencillo, pero a la vez muy comprometido, de comunión, fraternidad y solidaridad con nuestros pueblos".

(RED/HSM)