Los obispos de Sudán y Sudán del Sur posponen su asamblea anual

Debido a la situación de enfrentamientos entre los dos países

| 786 hits

ROMA, miércoles 9 mayo 2012 (ZENIT.org).- Los obispos católicos de Sudán y Sudán del Sur han pospuesto su asamblea anual, debido a las tensiones políticas entre los dos países.

Los obispos de ambos países forman la Conferencia de Obispos Católicos de Sudán (SCBR), y se encuentran al menos una vez al año en una asamblea plenaria para debatir asuntos relevantes de la Iglesia católica en ambas naciones.

El secretario general de la SCBR-Jartum, Santino Morokomomo, hizo circular un mensaje diciendo que el cardenal Zubeir Wako canceló la asamblea plenaria de la SCBC, prevista en Juba del 12 al 17 de junio.

La nota añadía que la reunión de la SCBC dependerá de la evolución de la situación política.

Según las noticias, unos aviones sudaneses bombardearon Sudán del Sur, lo cual supone una violación de la resolución de la ONU que insta a Jartum y Juba a poner fin a los ataques mutuos, afirmó este miércoles el ejército sursudanés.

"La República de Sudán bombardeó de forma fortuita zonas civiles", afirmó Kella Kueth, un portavoz del ejército sursudanés, explicando que estos ataques ocurrieron el lunes y el martes en los Estados de Alto Nilo, Unidad y Bahr el-Ghazal.

El régimen de Juba denunció que Jartum había enviado en los últimos días milicias a zonas petroleras del norte de Sudán del Sur para lanzar ataques, pero que los combatientes al final se rindieron.

El ministro sursudanés de Información, Barnaba Marial Benjamin, declaró que Jartum envió milicianos a instalaciones petroleras de los estados de Unidad y los Altos del Nilo, pertrechados con armamento antiblindados y antiaéreo, además de fusiles "kaláshnikov".

"Al final decidieron rendirse porque no querían destruir su propio país; los milicianos son ciudadanos sursudaneses que viven en el norte y que las fuerzas de Omar Hasan al Bachir [presidente de Sudán] entrenan y arman para atacar nuestro territorio", subrayó Benjamin.

El ministro recordó que medio millón de sursudaneses viven en Sudán, cuyas autoridades intentan reclutarlos para lanzar ofensivas contra el estado sureño.

En las últimas semanas, Sudán y Sudán del Sur han protagonizado frecuentes choques en zonas fronterizas cuya soberanía se disputan y que son ricas en petróleo.

Sudán del Sur, el país más joven del mundo, nació el 9 de julio de 2011 tras un referéndum bajo los auspicios de la comunidad internacional y tras un conflicto bélico con el norte que se prolongó durante más de dos décadas.