Los obispos de Venezuela se congratulan por unas elecciones ejemplares

Comunicado de la Conferencia Episcopal

| 1242 hits

Por N.S.M.

CARACAS, jueves 11 octubre 2012 (ZENIT.org).- En un comunicado, firmado el 9 de octubre, la Conferencia Episcopal felicita al pueblo venezolano por una jornada electoral que considera “ejemplar” y que revela la voluntad de pueblo venezolano de participar en los procesos que determinan el destino del país. En su comunicado llaman a todos “al diálogo y la reconciliación” ante la “existencia de dos visiones del país” que han puesto de manifiesto estos comicios.

Los obispos comienzan felicitando al pueblo venezolano por “la actitud respetuosa y ordenada, pacífica y ejemplar, demostrada en la recién concluida jornada electoral del 7 de Octubre que contó con una afluencia sin precedentes de votantes, lo que pone de relieve la voluntad de nuestro pueblo de participar de manera activa y protagónica en los procesos que determinan el destino del país”.

Señalan también “el comportamiento cívico de todos los factores implicados en la contienda electoral y el pronto acatamiento de los resultados oficiales publicados por el Consejo Nacional Electoral” lo cual debe “disipar definitivamente las dudas sobre posibles planes anticonstitucionales y amenazas de desestabilización”. En adelante, subrayan “nadie debería recurrir a esos argumentos sin experticias y fundadas razones”.

Tanto quienes han logrado el triunfo electoral como quienes no lo han hecho, dice el comunicado, “están invitados a reflexionar sobre las consecuencias y responsabilidades que esto lleva consigo, pensando siempre en Venezuela”.

“El respeto a la Constitución y las leyes, la defensa de los derechos de las personas, particularmente de los más pobres y necesitados, la promoción del bien común, un proyecto de país marcado por la inclusión, deben estar en la agenda de todos”, sugieren los prelados venezolanos.

Aún así constatan que “la existencia de dos visiones de país, puesta en evidencia en los resultados electorales, es un hecho que debe ser tenido en cuenta en función de la construcción del país, a fin de que podamos vivir en concordia, solidaridad y paz”.

Por ello, “el diálogo y la reconciliación entre los venezolanos es un desafío y una tarea permanentes de nuestra sociedad, más allá de la coyuntura electoral”, exhortan.

“Cada día es una oportunidad para reconciliarnos, en la familia, entre los vecinos, en el trabajo, entre los actores políticos, y en el afán por lograr el respeto y el entendimiento mutuos, que desemboque en bien de la colectividad”.

Llaman a todos los venezolanos “a ser constructores de esperanza”, una actitud que llevará “a superar las fracturas sociales y políticas”.

Consideran también propiacia la ocasión para resaltar y agradecer el testimonio de fe, de mutuo reconocimiento y de unidad que se puso de manifiesto entre los representantes de las diferentes religiones e Iglesias cristianas y de los diversos sectores de la vida nacional, que participaron, el pasado 5 de octubre, en el Encuentro de Oración por la reconciliación y la paz de Venezuela, convocado por la Conferencia Episcopal Venezolana, “comprometida evangélicamente a ser instrumento de paz”.