Los obispos piden a los cristianos más compromiso en la construcción de Europa

Declaración de la COMECE ante las próximas elecciones europeas

| 1401 hits

BRUSELAS, lunes 23 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- La participación de los cristianos en las próximas elecciones continentales de junio es “esencial en orden a redescubrir el alma de Europa, que es vital para satisfacer las necesidades fundamentales de la persona humana y el servicio al bien común”.

Así lo han expresado los obispos de la COMECE (Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea), a través de un comunicado al término de la Asamblea Plenaria que se ha celebrado en la sede de Bruselas desde el miércoles 18 hasta el viernes 20 de marzo.

En el comunicado, los obispos insisten en que participar en las elecciones es para los cristianos “un derecho y una responsabilidad”, y recuerdan que la Iglesia católica “ha apoyado desde el comienzo el proyecto de la integración europea”.

La participación de los cristianos es necesaria para que Europa defienda los principios que la Iglesia considera “básicos” y que “deben estar en el centro de toda política europea”.

Entre estos, están el “respeto de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural”, el “apoyo a la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer”, así como la justicia social, el respeto del medio ambiente y la solidaridad con las regiones más pobres.

“Iluminados y guiados por las enseñanzas de Cristo, los cristianos estamos dispuestos a


ayudar a cumplir estas aspiraciones, conscientes de lo que afirmó Su Santidad el Papa Juan Pablo II: La inspiración cristiana es capaz de transformar las agrupaciones políticas, culturales y económicas en una forma de convivencia en el que todos los europeos se sientan como en casa”.

Durante esta Plenaria fue reelegido su presidente, monseñor Adrianus van Luyn, obispo de Rotterdam (Holanda) para un segundo mandato, así como los vicepresidentes monseñores Piotr Jarecki (obispo auxiliar de Varsovia) y Reinhard Marx (arzobispo de Munich-Freising). El tercer vicepresidente, monseñor Diarmuid Martin, arzobispo de Dublín, ha sido sustituido por monseñor Noël Treanor, obispo de Down & Connor.