Los ortodoxos, preocupados por la situación en Siria

Concluye la Sinaxis convocada por el Patriarca de Constantinopla

| 1396 hits

ESTAMBUL, lunes 5 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- Los antiguos Patriarcados ortodoxos de Constantinopla, Jerusalén, Alejandría y Antioquía, así como el arzobispo de Chipre, expresaron su preocupación por la situación de los cristianos en Oriente Medio, y especialmente en Siria, al concluir la Sinaxis (asamblea) convocada por el Patriarca Bartolomé I la semana pasada.

En esta asamblea, celebrada en el Fanar, la sede de Constantinopla, participaron los representantes de los tres antiguos patriarcados: el de Jerusalén, Teófilo; el de Alejandría, Teodoro; y el obispo de Apamea, Isaac, en representación del patriarca Ignacio IV, quien permanece en Siria a causa de la delicada situación del país, según informa hoy L'Osservatore Romano.

Además, como ya informó ZENIT (ver www.zenit.org/article-40175?l=spanish), estuvo presente el arzobispo de Chipre, Crisóstomo, pues representa a una Iglesia cuya autocefalia fue reconocida por un Concilio ecuménico.

Los presentes subrayaron su preocupación por los cristianos en Oriente Medio, especialmente por la inestabilidad creada por la actual situación política. Especialmente se trató sobre el caso de Siria, un país donde hasta ahora conviven cristianos y musulmanes, y que atraviesa una difícil situación política.

El Patriarca Bartolomé I habló también, aunque de forma breve, del Concilio Panortodoxo, que espera sea convocado pronto.

La cuestión de la forma en que se obtiene la autocefalia constituye un punto de fricción entre Constantinopla y el Patriarcado de Moscú, mayoritario dentro de la Ortodoxia, y uno de los grandes debates que ha retrasado la convocatoria del Concilio.