Los redentoristas de Ho Chi Minh rechazan la felicitación navideña oficial

Sufren la invasión municipal en sus propiedades para crear servicios públicos

| 1523 hits

ROMA, viernes 16 de diciembre de 2011 (ZENIT.org).- Religiosos redentoristas en la capital de Vietnam, Ho Chi Minh, expresaron su rechazo a una visita de cortesía, para Navidad y Año Nuevo, de una delegación del departamento de Asuntos Religiosos del gobierno vietnamita.

Según informa la agencia de las Misiones Extranjeras de París, Eglises d’Asie, la Secretaría provincial de la congregación de los redentoristas envió, el 13 de diciembre, una carta oficial a la Oficina para Asuntos Religiosos y Minorías Étnicas de la ciudad Ho Chi Minh, antigua Saigón. En la carta, los responsables de la provincia vietnamita de los redentoristas anuncian que este año no recibirán a la delegación para Asuntos Religiosos, encargada de presentar las tradicionales felicitaciones del gobierno por Navidad y Año Nuevo. La carta explica las razones de la decisión.

Es una tradición --recuerda Eglises d’Asie- consolidada desde el comienzo de la República Democrática de Vietnam en 1954. Cada año, pocos antes de Navidad, delegaciones de varias entidades gubernamentales felicitan a las principales instituciones religiosas de la región.

Esta visita anual de cortesía fe anunciada a los redentoristas con una carta. Hubiera dirigido la delegación el vicedirector para Asuntos Religiosos de Saigón, según afirma la carta, que contenía el programa del encuentro.

El día antes de la visita, el 13 de diciembre, la secretaria provincial de la congregación de los redentoristas envió a la Oficina de Asuntos Religiosos de Saigón otra carta, comunicando la negativa de los responsables redentoristas a recibir a la delegación oficial.

La carta explica el porqué de la decisión con las siguientes palabras: “En el transcurso de este año, hemos enviado muchas cartas a la Oficina de los Asuntos Religiosos y de las Minorías Étnicas de la ciudad, en relación a la prohibición de dejar el país para realizar un viaje al extranjero, notificado a nuestro superior provincial, el padre Pham Trung Thanh, y el canciller de la congregación, el padre Dinh Huu Thoai”.

Además la carta denuncia las construcciones iniciadas sin autorización por las autoridades ciudadanas, en propiedades religiosas pertenecientes a la congregación de los redentoristas (…). Hasta ahora, añade, “no hemos recibido ninguna respuesta de su oficina, que no ha cumplido con su deber. Consideramos, por tanto, que la visita y su felicitación, con ocasión de Navidad y Año Nuevo, no harían otra cosa que disminuir la alegría de la celebración de las fiestas”.

Los tres asuntos mencionados en la carta de los redentoristas son ya conocidos. El 10 de julio, agentes de la Seguridad Pública de Ho Chi Minh impidieron al padre Vincent Pham Trung Thanh subir a un avión hacia Singapur, y la misma prohibición se comunicó al canciller de los redentoristas. Los otros dos casos están relacionados con las propiedades de la congregación en Saigón, confiscadas por el Estado después del cambio de régimen de 1975, y en las que las autoridades comenzaron a efectuar obras, sin consultar antes a los responsables religiosos.

Para más información, ver: http://www.zenit.org/article-40982?l=spanish.