Los salesianos junto a las víctimas de los aluviones en Pakistán

Ofrecen comida a las familias damnificadas

| 1231 hits

QUETTA, viernes 27 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- Los salesianos han respondido ante la tragedia provocada por los aluviones en Pakistán ofreciendo lo necesario para la supervivencia de miles de familias damnificadas.

El "Jugend Eine Welt" (ONG salesiana de Viena), contactó el 17 de agosto pasado al sacerdote Peter Zago, que desempeña su ministerio en Pakistán, confiándole una contribución inicial de 5.000 euros para las "víctimas" de las inundaciones.

El salesiano, comunicando la imposibilidad de poder llegar hasta las zonas inundadas en la región Nord-occidental del país, se ha comprometido a utilizar el dinero para asistir a millares de familias que el gobierno desplazó de Sibi y otras zonas colindantes. Se trata de más de 50.000 familias distribuidas en cuatro o cinco campos.

Como ocurrió en octubre del 2005, cuando un terremoto golpeó a Pakistán, los salesianos de Quetta han movilizado a jóvenes animadores organizándolos en 4 grupos para cubrir más personas.

"Nuestra contribución es aumentar las presencias y entregar a las familias lo necesario para la supervivencia --explica don Zago--.  El embalaje y el transporte se lo confiamos a una empresa local".

La asistencia salesiana entrega a cada familia una caja de supervivencia para un mes.

Cada familia recibe 50 kilogramos de harina, 5 kilogramos de aceite de cocina, 10 kilogramos de lentejas, 6 kilogramos de té y azúcar, una caja de medicamentos, especias, agua mineral y algunas vajillas.

Cada caja cuesta unas 8.800 rupias (81,50 euros).

"La cantidad ha sido calculada para un mes entero, de manera que las familias puedan volver a su país con comida a suficiente para el viaje. Estamos preparándonos para una segunda fase del proyecto de intervención:  ayudar a las familias una vez retornadas a sus aldeas de origen sustentándolas para la reconstrucción de sus casas y recuperación de las cosechas y el ganado que tenían", ha explicado el padre Zago en la Agencia de Noticias Salesiana.

Don Zago cuenta como el primer contacto no ha sido fácil:  "literalmente hemos sido atacados por gente de toda edad, hombres, mujeres y niños llorando. Han circundado velozmente el coche sobre el que viajamos. Por seguridad hemos tomado los datos por las ventanillas del auto. Luego el clima ha cambiado cuando la gente ha tenido la cantidad de comida que les hemos entregado a cada uno".

También la otra comunidad salesiana del Pakistán, en Lahore, se está preparando para entregar directamente ayudas en las áreas golpeadas por las inundaciones en  Sindh y en el Norte Panjab.

En la web de los salesianos de Quetta, www.donboscoquetta.multiply.com, es posible ver fotografías y vídeos sobre su labor de ayuda.