Los solteros pueden encontrar su familia en la Iglesia

Un programa propone un nuevo tipo de formación vocacional

| 2988 hits

ST. CHARLES, domingo 24 de enero de 2010 (ZENIT.org).- Los programas católicos para las personas solteras son esenciales, incluso "críticos", dice David Sloan, razon por la que él ha iniciado varios proyectos, incluido Singles Serving Orphans, para cubrir esta necesidad en la Iglesia.

Junto con la organización sin ánimo de lucro Singles Serving Orphans, de la que dijo a ZENIT que es el medio "más eficaz que se haya descubierto para atender a los solteros", Sloan ayudó a fundar la National Catholic Singles Conferences (Conferencia nacional de los solteros católicos), la Catholic Thrive conferences y la God of Desire seminars. A menudo habla en estas conferencias y en otras partes del país.

Sloan, explicó que la humanidad se encuentra actualmente en un "momento crítico", "porque la gente no se va a casar ni a tener hijos".

Por ello, dijo, hay una gran necesidad "para atender a las únicas personas que pueden contraer matrimonio – los solteros".

Sloan continuó: "No es bueno para el hombre o la mujer estar solos. Los seres humanos no fueron diseñados para sobrevivir fuera de las estructuras familiares”.

"Dios es familia, la Iglesia es familia, toda la vida es la vida de la familia. Fuera de la familia sólo hay muerte e infierno".

En este sentido, dijo, las personas solteras necesitan "ser sacadas del (necesariamente esterilizador) aislamiento de la vida moderna y metidas en la vida familiar de la Iglesia".

Empobrecidos

"No hay necesidad, no hay mayor pobreza que la pobreza de vivir fuera de la vida de la familia y del amor de la familia", afirma Sloan.



Esta "pasión personal para atender a quienes más lo necesitan", lo llevó a dedicarse a encontrar formas de servir a la gente soltera en la Iglesia.

La Iglesia necesita programas que "aborden los problemas específicos de la vida del soltero", dijo, que son diferentes a los temas tratados en la mayoría de los programas pastorales de jóvenes adultos.

Junto con Ellen Speltz, fundó los viajes misioneros Singles Serving Orphans en febrero de 2008, con 22 misioneros que se reunieron en Imuris, México, en el orfanato Casa de Elizabeth.

Volvieron 11 veces después de aquel primer viaje, dedicándose a la reparación del orfanato, a cocinar y limpiar para los 75 niños huérfanos, rezando y jugando con los niños, e incluso con "guerras de pistola de agua".

"Los solteros y los huérfanos son un verdadero emparejamiento hecho en el cielo", dijo Sloan.

"En el fondo", afirmó, "la necesidad esencial de los solteros es la de sumergirse en la vida familiar de la Iglesia si la persona en cuestión es de 25 o 55 años."

Familia

Speltz, la otra fundadora del programa y la fundadora de su organización gemela, Youth Support Inc., explicó a ZENIT que en estas reuniones de misión, "solteros de todo Estados Unidos y Canadá comienzan como compañeros de trabajo, se convierten en amigos, y se convierten en la familia".

"Como rezan juntos, trabajan juntos, comen juntos y sirven a los huérfanos juntos, comparten un vínculo común, ya que permiten a Dios que los utilice para hacer una diferencia tangible y que cambia la vida en sus hijos”, agregó.

"Es emocionante, un regalo, poder ser testigo del impacto en cada persona tan rápida y profundamente".

El programa establece el objetivo de llevar a los solteros "del aislamiento de la vida moderna a una vida plena en la familia de Dios". Su sitio web se afirma que "servir a los niños de Dios es la ruta más directa a forjar ese vínculo familiar".

Ahora, en Semana Santa, los misioneros hacen su primer viaje al extranjero, para servir a los huérfanos en Jamaica.

Estos viajes no sólo son prácticos, sino también retiros espirituales", que combina las virtudes de la caridad y la castidad, según el testimonio de la vida y las enseñanzas de la Madre Teresa y Juan Pablo II".

Un artículo en el sitio web explica: "La caridad es la gracia de Dios que nos permite dar lo que tenemos: la castidad es la libertad que nos permite dar lo que somos".

Vocación

Sloan declaró a Zenit: "Las vocaciones, los matrimonios, las familias, no pueden venir de individuos aislados. Estos bienes necesarios sólo puede venir de solteros que vivan de manera fructífera dentro de la familia de la Iglesia".

"Hay una forma de vocación que compromete de manera tan completa que una persona renuncia totalmente a la posibilidad de ser de otro modo - esto es don total de sí", dijo, a pesar del “estado civil”.

"El objetivo principal de la vida de soltero, o de 'estado no confesado' es alcanzar el tipo de verdadera libertad que permita a una persona a hacer un don tan verdadero, auténtico y total", dijo Sloan. "Este es un aspecto profundo, hermoso y sublime de la vida de soltero que tiene que ser mejor comprendida y apreciada."

En el sitio de God's Family en la Web, se ofrecen varios recursos para solteros católicos, incluida una Guía para la pastoral con solteros, doce principios sobre el noviazgo y el cortejo, y una "Licencia matrimonial sin fecha".

“A pesar de los solteros en nuestra cultura están sufriendo el empobrecimiento más grave imaginable, es preciso señalar que no son responsables de esto", dijo. "Los solteros que nos rodean no son los únicos que rompieron la cultura".

“Cómo se ha roto la cultura es otra discusión, pero la clave aquí es que los solteros modernos están tratando de sobrevivir en una cultura que ha dejado en gran medida la vida familiar atrás”, prosiguió.

"La mayoría de los solteros que conocemos se habría casado y tendría familia si la cultura fuese más saludable. No debemos juzgar o difamar".

Y añadió: "Es cierto, como muchos han señalado, que los solteros pueden, y muchos lo hacen, dar el don extraordinario de sí mismos en el servicio a Cristo ya su Iglesia

Más información: www.SinglesServingOrphans.org

[Por Genevieve Pollock, traducción del inglés por Inma Álvarez]