Los tres momentos clave de la estancia del Papa en Santiago

Pronunciará dos discursos y una homilía

| 2168 hits

SANTIAGO DE COMPOSTELA, miércoles 3 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- Aunque breve, pues durará apenas ocho horas, el viaje del Papa este sábado a Santiago de Compostela será intenso en gestos y discursos. Benedicto XVI tiene tres importantes citas, con un discurso para cada una.

La primera será en el propio aeropuerto de Lavacolla, nada más aterrizar el avión papal a las 11,30 horas, que no será abierta al público: será la ceremonia oficial de bienvenida, en la que estarán presentes los Príncipes herederos de Asturias, Felipe y Letizia, y el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio.

El Papa, como es habitual, recibirá honores de Jefe de Estado, y después se dirigirá a la tribuna de autoridades para los discursos oficiales. También tendrá un encuentro privado con los Príncipes de Asturias en una sala del aeropuerto.

Después, a las 12,30, comenzará el lento recorrido hasta la catedral de Santiago, en el que saludará a los miles de fieles apostados durante el recorrido.

Abrazo a Santiago

El segundo momento será la visita a la catedral de Santiago y el abrazo al Apóstol, el gesto simbólico que todo peregrino realiza al llegar a Compostela.

A su llegada, el Papa entrará en la catedral desde la plaza de la Inmaculada por la Puerta de la Azabachería, donde será recibido por el Cabildo, y desde donde bendecirá el templo.

Una vez dentro, el Pontífice cruzará la basílica por el pasillo central y saldrá a la plaza del Obradoiro por el Pórtico de la Gloria, desde donde saludará brevemente a los peregrinos.

Volverá dentro y cruzará todo el templo en sentido contrario hasta la nave lateral, desde donde volverá a salir al exterior, por la Puerta Real, a la Plaza de Quintana, y caminará hasta la cercana Puerta Santa, saludando también a los peregrinos que estarán ubicados allí.

Tras volver a entrar por la Puerta Santa, que solo está abierta en los jubileos, el Papa se dirigirá a la cripta en la que reposan los restos del Apóstol. Después le dará el tradicional abrazo al busto del Santo, y se dirigirá al presbiterio, donde pronunciará su segundo discurso.

En el momento de la despedida, y no podía ser de otra forma, se pondrá en marcha el famoso Botafumeiro, un inmenso incensario que se mece, con la ayuda de varias personas, a lo largo de toda la nave central de la catedral, y que sólo se utiliza en momentos solemnes.

Santa Misa

Por la tarde, después de comer en el Palacio Arzobispal, el Papa volverá a la catedral, desde cuyo exterior, en la Plaza del Obradoiro, celebrará la Santa Misa al abierto.

En el momento en que comience la Misa, a las 16,30, sonarán al mismo tiempo todas las campanas de la ciudad y de la diócesis. Durante esta celebración, que durará dos horas, el Papa pronunciará la tercera intervención, la homilía.

Será su último discurso, ya que al concluir la ceremonia, se dirigirá directamente y en coche cerrado al aeropuerto de Santiago, para volar a Barcelona, donde le espera la segunda parte del viaje.

Para la Misa, se ha construido una estructura, obra del arquitecto Iago Segara, que tendrá también la función de proteger al Papa y a los concelebrantes por si llueve, un fenómeno muy habitual en Galicia. Se colocará también una enorme cruz de granito negro, obra de Manolo Paz.

En el altar se colocarán piezas de grandísimo valor artístico, entre ellas, el Cáliz del arzobispo Múzquiz, de 1818, y el Copón del arzobispo Monroy, de 1698. Habrá también 150 copones realizados por “Oleiros” de Buño, en barro vitrificado.

También se colocará una talla de madera del siglo XIX de la Virgen del Carmen, la advocación más popular de la Virgen patrona de los marinos, en Galicia. De hecho, al terminar la misa, está previsto que un coro de Guardiamarinas de la Escuela Naval Militar de Marín entone la Salve Marinera, un bello himno a la Stella Maris.

Las piezas musicales serán ejecutadas por la Real Filarmónica de Galicia y la Capilla Musical de la catedral, cuyos miembros estarán situados bajo el Pórtico de la Gloria.

Entre otras piezas, están previstos fragmentos de la Missa Brevis de Mozart, del oratorio Saul de Haendel, la Cantata 156 de Bach, composiciones de canto gregoriano y obras de compositores españoles actuales, como Nemesio García Carril, Antonio Suárez Carneiro y Juan Durán, entre otros.

[Por Inma Álvarez]