Los vaticanistas cuentan su experiencia

Presentado en Roma el libro “La Iglesia de papel”

| 1994 hits

ROMA, jueves 10 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- “La Iglesia de papel. Los vaticanistas se explican”, un libro de los periodistas italianos Rodolfo Lorenzoni y Ferdinando Tarsitani fue presentado ayer por la tarde en Roma, editado por Paulinas.

Intervinieron monseñor Vincenzo Paglia, obispo de Terni y presidente de la Comisión de la Conferencia Episcopal Italiana para el ecumenismo y el diálogo interreligioso; Marco Simeon, direactor de Relaciones Institucionales e Internacionales de la Radiotelevisione Italiana (RAI) y responsable de Rai-Vaticano, y el periodista Luigi Accattoli.

El libro con un título al que no le falta una dosis de ironía fue presentado por sus autores. Moderó la presentación Aldo Maria Valli, vaticanista del Tg1. El volumen comienza con una presentación de Joaquín Navarro Valls, anterior director de la Sala Stampa de la Santa Sede.

“Este libro – dijo Tarsitani – es un homenaje a los colegas y a la profesión de periodista. Hemos querido contar la Iglesia a través de los ojos de quien por profesión lo hace diariamente, los así llamados vaticanistas. Al hacerlo nos dimos cuenta que podría ofrecer diversos puntos de reflexión sobre nuestro trabajo y sobre el momento que está cruzando la Iglesia”.

Por su parte Lorenzoni precisó que “el oficio de periodista puede ser muy difícil sin una cierta preparación, sin una cierta responsabilidad, sin una cierta cultura. Este libro es una vuelta al mundo de los vaticanistas, se cuentan anécdotas personales, historias de vida y no solamente de profesión, es un libro con un lado humano”.

Por su parte monseñor Paglia recordó que “la tarea del periodista hoy en día creció mucho en los horizontes de sus contenidos, especialmente porque lo que se escribe puede influenciar en diversos sectores”. Esto porque “se influencia la opinión pública, a los obispos, a la Curia Romana y en este sentido existe una responsabilidad”.

Y concluyó que “estamos atravesando un momento complejo con potencialidades increíbles para la Iglesia, pero quizás falta audacia, profecía y fuerza”.

Aldo María Valli, vaticanista del principal telediario de la RAI, recordó a un amigo fotógrafo: Gregorio, que se expresa con fotos estupendas y que le contó que es necesario mirar mucho por el objetivo y solamente cada tanto sacarlas.

“Esta evaluación – dijo – vale para todos los medios con los cuales nos expresamos vista la realidad grande y compleja de la Iglesia”. Y concluyó indicando la dificultad para la información televisiva, que debido a los tiempos ajustados aveces da informaciones “un tanto superficiales y aproximativas”.

Después de la presentación del volumen, delante de nuestros micrófonos, monseñor Paglia, que se dijo lector cotidiano de ZENIT indicó que la profesión de periodista “nos debe hacer reflexionar porque no es una profesión cualquiera, particularmente en este tiempo”.

“Debido a que delante de la caída de las ideologías, de los valores, de las perspectivas, poder hablar de la Iglesia y de sus aspectos complejos es un servicio seguramente eclesial, pero también civil, porque significa introducir en las venas escleróticas un elemento que puede hacer revivir el cuerpo de la sociedad. Y ZENIT consigue a hacerlas entender y darlas a conocer”.

Sobre las preguntas a veces maliciosas o controvertidas de los periodistas, monseñor Paglia consideró que “si uno excava ve que hay deseo de verdad. El logos, diría el papa Benedicto XVI, que en cada palabra se esconde, el logos porque todo fue hecho a imagen del Logos. En cada palabra como decía San Agustín: Veritas pateat, placeat, moveat et treat”.

Por Sergio Mora