Los vientos frescos que llegan a Cuba

Hermanos maristas volvieron para trabajar con los jóvenes

| 1896 hits

Por José Antonio Varela Vidal

ROMA, lunes 2 abril 2012 (ZENIT.org).- "La suave brisa de aire fresco" con que comparó el papa Benedicto XVI la visita del beato Juan Pablo II a Cuba, fue portadora de algunas mejoras para la sociedad caribeña. Una de ellas fue el retorno de algunas congregaciones religiosas ante el pedido de los obispos cubanos, quienes no encontraron obstáculos para contar de nuevo con tan valioso apoyo.

La congregación de los Hermanos Maristas volvió, aunque no ha podido desarrollar directamente su carisma, ya que al llegar les comunicaron que el asunto de la educación en Cuba era un tema resuelto, y que estaba a cargo del estado. Sin embargo, ante la baja de la calidad educativa de las dos últimas décadas en la Isla, los hijos de Marcelino Champagnat han venido ofreciendo sus servicios gratuitos de nivelación escolar, lo que es muy apreciado por las familias.

A nivel oficial están muy comprometidos con la pastoral juvenil, razón por lo cual ZENIT entrevistó en la reunión internacional preparatoria de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Río 2013 realizada días atrás en Roma, al hermano Héctor Ávalos Gil, mexicano, quien radica en Cuba desde 2001. Como secretario ejecutivo de la pastoral juvenil de la Conferencia Episcopal Cubana, está muy atento ante ‘nuevos vientos frescos’ y así llevar muchos jóvenes a la JMJ de Río...

¿Ya se están preparando los jóvenes cubanos para la JMJ de Río 2013?

--Hno. Ávalos: Sí, los preparativos están puestos en marcha desde la eucaristía de envío en “Cuatro Vientos” de Madrid, donde los jóvenes cubanos, y con ellos la pastoral latinoamericana, han acogido este llamado con mucha ilusión y alegría. Será una oportunidad para que asistan más jóvenes del continente americano.

¿Tendrá alguna novedad esta JMJ?

--Hno. Ávalos: Sí, será enriquecida por la ‘Semana Misionera’, previa a la jornada, como respuesta a la Misión Continental puesta en marcha desde Aparecida. Los integrantes del equipo organizador ofrecen todo un cuadro de actividades que se puede seguir en: www.rio2013.com

¿Cómo será la participación de los jóvenes cubanos?

--Hno. Ávalos: La participación es muy discreta pero significativa por la representatividad de todas las diócesis. Para estos eventos internacionales contamos con el apoyo de iglesias hermanas y organizaciones diversas, a las cuales les agradecemos su apoyo, en especial al Consejo Pontificio para los Laicos que nos permite estar presentes en las JMJ.

¿De qué manera están contribuyendo las JMJ a la pastoral juvenil de la Iglesia?

--Hno. Ávalos: Aunque la JMJ tiene su dinámica propia y acento en lo celebrativo, tenemos que cuidar de no hacer de ellas solo “turismo religioso”, sino conseguir que Jesús sea el centro de la vida de los jóvenes.

Las claves para tener “jóvenes de Cristo” son: la universalidad de la iglesia; la donación en el servicio voluntario; la adoración eucarística; sentirse amado por Dios en el sacramento del perdón y la alegría de celebrar la vida en comunidad.

¿A qué trabajo se dedican actualmente los hermanos maristas en Cuba?

--Hno. Ávalos: Nuestra misión está inserta en la dinámica y vida de las diócesis de Cienfuegos y La Habana. En Cienfuegos compartimos espacios de formación para catequistas, animadores de la pastoral juvenil, laicos, misiones, entre otros. En La Habana colaboramos en la formación para seminaristas, vida religiosa y laicos.

¿Tienen alguna presencia en los colegios del estado?

--Hno. Ávalos: No, ninguna.