Luigi Giussani, hacia la beatificación

Su sucesor lo pidió en la misa de sufragio por el fundador de Comunión y Liberación

| 1383 hits

MILÁN, jueves 23 febrero 2012 (ZENIT.org).- La copiosa lista de santos y beatos de Italia se enriquecerá pronto con el nombre de Luigi Giussani. Este miércoles, durante la misa de sufragio, a los siete años de su muerte, Julián Carrón, presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación (CL), formuló la petición de apertura de la causa de beatificación y canonización de su predecesor.

En la homilía de la misa de sufragio, celebrada en la catedral de Milán, el arzobispo de la diócesis ambrosiana, el cardenal Angelo Scola citó un pasaje del libro del Eclesiástico: “Ningún hombre es dueño de su soplo vital tanto como para contenerlo”.

Una cita veterotestamentaria que, según el purpurado, armoniza bien con el pensamiento de Giussani de cuya propuesta educativa, recordó Scola, fue un “aspecto genial” “la eficaz recuperación de la verdad cristiana de que nadie puede salvarse por sí mismo”.

El fundador de CL recibió del Espíritu un “carisma católico”, florecido en la Iglesia ambrosiana, que “la Iglesia ha reconocido universalmente y del cual pueden hoy gozar decenas de miles de personas en todo el mundo”, añadió el cardenal.

Scola fue hijo espiritual de Giussani y –como subrayó Carrón en el saludo final- el día de su toma de posesión en la diócesis, recordó su “genio educativo”.

El fundador de CL tuvo –entre sus muchos méritos- el de haber sabido afrontar la “aguda tentación”, hoy dominante, de una “fractura, aparentemente insanable, entre fe y vida” y de haber transmitido a sus alumnos la posibilidad de “vivir en el encuentro con Cristo un camino verdaderamente humano”, añadió Carrón.

La secuela del carisma giussaniano ha representado para muchos católicos la posibilidad de “verificar cada día la presencia del Salvador como respuesta a aquél grito de necesidad de salvación, que –como recordó él mismo en su intervención en el reciente congreso Jesús nuestro contemporáneo- es del “corazón de cada hombre de todo tiempo y lugar, por cuanto confusa pueda ser su incidencia a lo largo del camino de la vida”, dijo Carrón vuelto hacia el arzobispo.

Al término de su intervención, Carrón presentó la petición de apertura de la causa de beatificación y canonización de Luigi Giussani. “Que Nuestra Señora --”fuente vivaz de esperanza”- nos ayude cada día a ser dignos de las promesas de Cristo y de la inmensa gracia que en el carisma de don Giussani hemos recibido y todavía recibimos”, concluyó el presidente de CL.

La petición de beatificación y canonización de don Giussani fue hecha el 22 de febrero, día del aniversario y de la fiesta de la Cátedra de San Pedro, a través de la postuladora nombrada por el presidente de la Fraternidad, canónicamente constituido en Actor de la Causa: es la profesora Chiara Minelli, docente de Derecho canónico y eclesiástico en la Universidad de Brescia.