Luteranos y católicos: del conflicto a la Comunión

Comisión mixta propone conmemorar juntos los 500 de la Reforma. Buscar perspectivas ante los retos que prevalecen

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1815 hits

Sobre la base de un proceso de estudio de tres años, la Lutheran-Roman Catholic International Commission on Unity (LRCICU) ha concluido un informe que pide a católicos y luteranos conmemorar juntos el 500 aniversario de la Reforma en 2017.

El estudio se llama Del conflicto a la Comunión (From Conflict to Communion). El documento conjunto se ha preparado teniendo en cuenta los 500 años de la Reforma, que será en el 2017  y coincide con el 50 aniversario de la Comisión Mixta. El documento fue presentado en una conferencia la semana pasada en la sede en Ginebra del Lutheran World Federation

En un comunicado enviado por Lutheran World Federation y el Consejo Pontificio para la Promoción y unidad de los cristianos explican que el documento comienza con una reflexión sobre el potencial y los retos que prevalecen en el aniversario de la Reforma en 2017. Con esto en mente, se buscan nuevas perspectivas sobre Martín Lutero y la Reforma, acercándose a ellos los puntos de vista tanto católicos como luteranos puntos de vista a la luz de los últimos conocimientos teológicos e históricos. El documento analiza los temas básicos -la eucaristía, el ministerio, la escritura, la tradición - de la teología de Martín Lutero a la luz de los diálogos luteranos-romanos católicos. A continuación, se pasa a reflexionar sobre la fundación y las dimensiones de una conmemoración común católica-luterana de la Reforma.

Al final, el documento afirma que los católicos y los luteranos se dan cuenta de que pertenecen al cuerpo de Cristo, y que las razones para condenar mutuamente la fe de los otros han quedado en el camino. Por eso se identifican juntos cinco imperativos ecuménicos para conmemoran el 2017 juntos.

Los cinco imperativos ecuménicos están invitando a los luteranos y los católicos a empezar siempre desde la perspectiva de la unidad, para dejarse transformar constantemente por el encuentro con los otros, para que se comprometan de nuevo en buscar la unidad visible, de redescubrir conjuntamente el poder del evangelio, y para testimoniar juntos a la misericordia de Dios en la proclamación y el servicio al mundo.

Afirmar que "la conciencia está naciendo en los luteranos y los católicos que la lucha del siglo XVI ha terminado", la la Lutheran-Roman Catholic International Commission on Unity desea invitar a los miembros de sus respectivas comunidades, así como otros cristianos para caminar juntos hacia la plena la unidad visible de la Iglesia.