Magnificat.tv cumple un año

Una iniciativa de los Franciscanos de María

| 3067 hits

ROMA, martes 12 de abril de 2011 (ZENIT.org).- Hace un año comenzó su andadura una nueva televisión católica en Internet, Magnificat.tv, proyecto audiovisual de los Franciscanos de María.

"Pasado este tiempo, la televisión está siendo sintonizada en 73 naciones y ha alcanzado una difusión de más de 800.000 telespectadores", explica a ZENIT el sacerdote español Santiago Martín, fundador de ese movimiento de espiritualidad aprobado ya por el Vaticano, presente en 31 países.

 "Aunque casi toda su programación es de momento en español, su enorme difusión se debe a la gran diáspora de emigrantes latinoamericanos", asegura el sacerdote, que tiene a sus espaldas una larga trayectoria periodística.

"Gracias a Magnificat.tv, por ejemplo, pueden participar en la Santa Misa diaria emigrantes que viven en países islámicos donde está prohibido el culto católico, como Arabia Saudita, o en otros donde es muy difícil encontrar iglesias católicas o poder ir a una misa en español", explica el padre Martín.

En su parrilla de programación, los televidentes pueden sintonizar "on demand", tanto la actualidad del Vaticano --incluidas las conexiones en directo a los viajes del Papa--, como una gran cantidad de programas muy variados --hasta el millar--, que le ayudarán a profundizar en temas de espiritualidad mariana, en apologética, en cuestiones que conciernen a la vida familiar o a la liturgia, entre otros muchos.

Además, cada semana se ofrece un programa de análisis de lo más importante que ha sucedido en los últimos siete días en la vida de la Iglesia.

Magnificat.tv tiene centros de producción en Barcelona, Madrid, Panamá y próximamente en Roma.

Su "cerebro" y centro de edición está en Barcelona y desde allí se emite a todos los países del mundo a donde llega internet.

"Además de ser una propuesta televisiva dedicada exclusivamente a la evangelización y totalmente fiel a la Iglesia y al Papa, funciona gracias a la colaboración de un amplio equipo de voluntarios, lo cual le permite trabajar con costos muy reducidos, evitando así uno de los mayores problemas que tienen el resto de las televisiones católicas", explica el padre Martín.

Para más información, en la propia página web de la emisora: www.magnificat.tv.