Mahmoud Abbas: reconciliación y paz son nuestra meta

Intervención del presidente palestino en el encuentro por la paz en el Vaticano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 764 hits

"Es realmente un gran honor para nosotros encontrarnos de nuevo con Su Santidad el papa Francisco para cumplir su gentil invitación a disfrutar su presencia espiritual y noble y escuchar su pensamiento y su sabiduría cristalina, que emana de un corazón sano, de una conciencia vibrante, así como de un alto sentido de la ética y la religión.Doy las gracias a Su Santidad desde el fondo de mi corazón por haber preparado esta importante reunión aquí en el Vaticano". Con estas palabras el presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, inició su intervención en los jardines del Vaticano durante el encuentro de oración para pedir la paz en Tierra Santa, Oriente Medio y el mundo entero; junto con Shimon Peres, presidente de Israel y el papa Francisco.

Agradeciendo el viaje del Papa a Palestina, el presidente indicó que "la visita es una expresión sincera de Vuestra fe en la paz y en el intento creíble para alcanzar la paz entre los palestinos y los israelíes".

E invocando a Dios, el mandatario pidió "acepta mi oración para la realización de la verdad, de la paz y de la justicia en mi patria, Palestina, en la región y en el mundo entero". Y agregó: "te suplico, oh Señor, en nombre de mi pueblo, el pueblo de Palestina -musulmanes, cristianos y samaritanos- que desea ardientemente un paz justa, una vida digna y la libertad; te suplico, Oh Señor, de hacer el futuro de nuestro pueblo próspero y prometedor, con libertad en un estado soberano e independiente. Concede, oh Señor, a nuestra región y a su pueblo seguridad, salvación y estabilidad". Asimismo afirmó "reconciliación y paz, oh Señor, son nuestra meta".

Además, hizo referencia a las palabras del profeta Mahoma: "difundid la paz entre vosotros". Así como las de Jesús dirigiéndose a la ciudad de Jerusalén: "¡si tú también conocieras en este día el mensaje de paz!", recordó el mandatario palestino.

Por eso, prosiguió Abbas, "te pedimos Señor, la paz en Tierra Santa, Palestina y Jerusalén junto con su pueblo. Te pedimos hacer de Palestina y Jerusalén en particular una tierra segura para todos los creyentes, y un lugar de oración y de culto para seguidores de las tres religiones monoteístas -judaísmo, cristianismo, Islam- y para todos aquellos que desean visitarla como está establecido en el sagrado Corán".

A continuación, continuó pidiendo: "oh Dios de Gloria y de Majestad, dónanos seguridad y salvación, y alivia el sufrimiento de mi pueblo en la patria y en la diáspora". Y añadió: "trae una paz comprensiva y justa a nuestro país y a la región para que nuestro pueblo y los pueblos de Oriente Medio y el mundo entero puedan gozar el fruto de la paz, de la estabilidad y de la coexistencia".

Para finalizar, Abbas afirmó que "deseamos la paz para nosotros y nuestros vecinos. Buscamos la prosperidad y pensamiento de paz para nosotros y para los otros. Oh Señor, responde a nuestras oraciones y da éxito a nuestras iniciativas porque Tú eres el más justo, el más misericordioso, Señor de mundos".