Malasia: Campaña católica para salvar a un condenado por tráfico de drogas

En Corea del Sur, la Iglesia organiza un concierto contra la pena capital

| 1507 hits

SANDAKAN, viernes 20 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- Diversas personas y organizaciones católicas están pidiendo una segunda oportunidad para un joven de Malasia condenado a muerte en Singapur por tráfico de drogas.

Una campaña por internet trata de recoger cien mil firmas para pedir clemencia al presidente de Singapur y cancelar la ejecución de Yong Vui Kong, informó la agencia Ucanews.

El joven, de 22 años, fue arrestado en Singapur el 13 de junio de 2007 por posesión de droga. Después fue acusado de traficar con 47 gramos de heroína y condenado a muerte.

“Era un chico ingenuo cuando cometió el delito -explica el secretario ejecutivo de la diócesis de Sandakan, en el estado malasio de Sabah, Francis Tan-. Además él se ha arrepentido en la cárcel y es una persona diferente”.

En Sandakan, ciudad de origen de Yong, también se está llevando a cabo una campaña tradicional de recogida de firmas para salvar la vida del joven.

Si las autoridades de Singapur permanecen impasibles ante estos requerimientos de última instancia, el condenado morirá después del 26 de agosto, el último día para solicitar clemencia.

Para la trabajadora social de Sabah Sylvia Mary Sebastian, Yong es “una víctima de la injusticia social”.

“Él era muy pobre -explicó-. Tuvo poca educación. Alguien se aprovechó de la ignorancia de Yong con promesas de riquezas.. ¿Cómo puede hacerse justicia ejecutando a Yong y a otros como él?”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Malasia también ha presentado un recurso de gracia al Gobierno de Singapur, por primera vez en un caso como éste.

Yong, que procede de una familia desestructurada, creció en medio de la pobreza en una zona rural de Sandakan.

Cuando era adolescente, fue a Kuala Lumpur para buscar trabajo y acabó haciendo trabajillos por las calles. Después se vio envuelto en sociedades secretas y se convirtió en traficante.

Corea del Sur

Por otra parte, en Corea del Sur, la subcomisión contra la pena de muerte del Comité Justicia y Paz de la conferencia episcopal ha organizado un gran concierto contra la pena de muerte.

El evento se celebrará el 2 de septiembre en Seúl, con la asistencia de personalidades del mundo de la cultura que le darán relevancia y servirá para pedir la abolición definitiva de la pena capital en Corea del Sur.

La Iglesia busca acelerar el proceso para aprobar la propuesta de ley presentada por la Asamblea Nacional que quiere sustituir la pena de muerte con la de cárcel.

Corea del Sur es un país abolicionista de hecho desde finales del 2007, pero la ley todavía en vigor la prevé cuando se trata de delitos particularmente graves.