Manos Unidas denuncia que el crecimiento económico de África no se refleja en las personas

La ONG ha invertido más de 12,5 millones de euros en el último año para realizar 241 proyectos que han beneficiado a más de 2 millones de personas en 31 países

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 616 hits

El 25 de mayo se celebra el Día de África y la organización no gubernamental de desarrollo Manos Unidas aprovecha la oportunidad para denunciar las necesidades de las personas que viven en este continente.

Según Manos Unidas, aunque los análisis macroeconómicos aseguran que en el último año África creció al 5,1%, esto no se refleja en su sociedad.

Afirma que en cuanto a “la reducción de la pobreza: después de una década de alto crecimiento, casi el 50% de africanos vive bajo el umbral de la pobreza y tan sólo el 4% cuenta con más de 10 dólares al día”.

Por lo que se refiere a “la inseguridad alimentaria: sigue siendo una lacra y terrible desafío en África. Más de 200 millones de africanos, una tercera parte de población, sufren inseguridad alimentaria”.

A estos dos ejemplos fundamentales para la labor y misión de Manos Unidas, esta organización católica añade que en sanidad los progresos y disparidades se complementan; en educación aumenta la escolarización pero no se asegura la calidad; el acceso al agua sigue siendo imposible para muchos y las desigualdades de género, siguen siendo enormes porque el hecho de ser mujer, nacer en una familia pobre, rural y en zona en conflicto supone vivir una vida indigna para la mujer africana.

Afirma también que la gobernanza democrática en África está todavía muy lejos de lograrse y en los 14 comicios importantes vividos el último año ha habido denuncias de corrupción y varios conflictos violentos ligados a procesos electorales (Costa de Marfil), ruptura de acuerdos (Sudán y Sur Sudán) o violencia sectaria y étnica (Nigeria o Somalia) que preocupan especialmente en Manos Unidas, como también la situación que vive la población civil amenazada por la violencia política (Níger, Madagascar; Malí; Mauritania, Libia, Zimbabwe, Egipto, Túnez); conflictos vinculados al control de los recursos naturales (RDC, Etiopia, Nigeria, Guinea); el crimen organizado y el fundamentalismo religioso (Argelia, Somalia, Kenya, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria).

Según Manos Unidas, “el desafío consiste en canalizar el crecimiento económico con el objetivo de garantizar un reparto equitativo de la riqueza y oportunidades y para ello consideramos necesario: invertir en los servicios básicos e infraestructuras, generar entornos favorables para la creación de empleo y apoyar medidas de subsistencia más resilientes, especialmente con una agricultura sostenible”.

Trabajo de Manos Unidas en África

África es muy importante para Manos Unidas. Por eso, en el último año se han realizado 241 proyectos beneficiando a más de 2 millones de personas (2.127.070) de 31 países (Angola, Benin, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Costa de marfil, Egipto, Eritrea, Etiopia, Ghana, Kenya, Madagascar, Malawi, Mali, Marruecos, Mauritania, Mozambique, Níger, Nigeria, Rep. Centroafricana, Rep. Dem. Congo Rwanda, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sur Sudan, Tanzania, Togo, Uganda, Zambia y Zimbabwe).

Esto supone que la ONG de Desarrollo de la Iglesia Católica en España, ha realizado en el continente africano el 43,81% del total de sus proyectos (550 en el año 2012). Y el importe económico destinado al continente ha sido de 12.608.644,71 euros (el 38,17% del total del presupuesto de Manos Unidas para proyectos) Los proyectos realizados en África por sectores han sido: Agrícola (28), Educativo (113), Sanitario (48), Social (26) y Mujer (26).