Marcar un gol a la pobreza

El futbolista Roque Santa Cruz y el actor Joaquí­n Núñez apoyan la campaña Xtantos

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 587 hits

Xtantos es una campaña que promueve la Conferencia Episcopal Española en la que invitan a los contribuyentes marcar la casilla de ayuda a la Iglesia en la declaración de la renta. De esta forma, quien marca esta casilla, dedica el 0,7% de sus impuestos a la labor que la Iglesia realiza en España.

Para animar a esta campaña, el futbolista del Málaga C.F., el paraguayo Roque Santa Cruz y el actor malagueño, Joaquín Núñez, ganador de un Premio Goya, han colaborado en un vídeo que promociona la campaña Xtantos, con guión original de Núñez. En una simpática grabación, los protagonistas se hacen pasar por ciudadanos que necesitan de esa ayuda y piensan en cuáles son los sueños que les gustaría realizar.

Ver el vídeo aquí

Roque Santa Cruz comentando el vídeo promocional de esta campaña, dirigido por Caritas Diocesana, asegura que Xtantos es "por tantos que están en situación de necesidad y esperanzados en encontrar gente con conciencia de que puede ayudar". Por su parte,  el actor afirma que "me gustaría que consiguiéramos muchos tantos para marcarle a la pobreza y ganarle. Deberíamos apostar por tantos".

Marcar las dos cruces no supone que le vayan a cobrar más ni a devolver menos; además, la ayuda no se divide, sino que se multiplica, ya que se destina el 0,7 % de los impuestos a cada una de las opciones, sumando un 1,4%  del total. Si no se marca ninguna de las dos casillas, el dinero pasa a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Con las dos X son los contribuyentes los que eligen libremente qué financiar.

Desde 2008, la Iglesia no recibe nada de los PGE y el sostenimiento de la Iglesia depende exclusivamente de los católicos y de todas aquellas personas que reconocen la labor de la Iglesia. Son los propios contribuyentes los que eligen libre y voluntariamente, cada año, poner la X en la declaración de la renta.

En medio de las dificultades sociales provocadas por la crisis económica, la Iglesia está redoblando sus esfuerzos en favor de tantos que necesitan tanto. Y ese esfuerzo se está viendo recompensado año tras año con un aumento en la valoración social.