Marcha a favor de la vida en Barranquilla

Colombianos dicen no al aborto

Lima, (Zenit.org) Redacción | 686 hits

En la ciudad colombiana de Barranquilla, cerca de ocho mil personas salieron este domingo 19 a las calles a marchar en defensa de la vida. Según informa la oficina de comunicaciones de dicha archidiócesis atlántica, las avenidas seleccionadas para tal fin fueron recorridas por los manifestantes, quienes gritaban consignas en favor de la vida.

Todo esto se vivió en medio de cánticos y testimonios de mujeres que, a pesar de que muchos les insinuaban optar por el aborto, decidieron decir sí a la vida y que hoy junto a sus hijos celebran la alegría de vivir en familia.

Historias reales

La médico María Elena Venegas, fue una de las mujeres que dio testimonio en defensa de la vida. Relató que su hija Beatríz Sofía, de 3 años, es un milagro de Dios y del amor familiar, pues a pesar de que sus colegas le sugerían que lo más conveniente para su salud era abortarla.

Sin embargo, junto a su esposo decidieron luchar y desde la oración asumir las posibles consecuencias de que su niña, o ella, murieran por las afectaciones médicas que presentaba este embarazo de alto riesgo.

Para la alegría de esta familia, la niña nació completamente sana y no tuvo necesidad de ningún tratamiento especial en su nacimiento y hasta ahora es una niña alegre que vive a plenitud su crecimiento.

El pueblo unido

La Marcha por la Vida --sigue el informe, estuvo encabezada por un bloque unido de las fuerzas militares y de policía, seguido del arzobispo de Barranquilla, monseñor Jairo Jaramillo Monsalve, el obispo auxiliar, monseñor Víctor Tamayo, el gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre, junto a su familia, así como la secretaria de Gestión Social de la alcaldía de Barranquilla, Karen Abudinem.

Con consigas como "Sí a la vida, NO al aborto, Sí a la familia, no a la violencia" sacerdotes, estudiantes, familias unidas, movimientos apostólicos y personas de buena voluntad marcharon con el fin de manifestar el deseo de miles de personas por defender el don de la vida. Durante todo el evento se recordó la importancia de defender la vida desde la concepción, hasta la muerte natural y de rechazar toda aquella violencia que vaya en contra de la vida humana.

Llamado del pastor

Luego del recorrido la concentración tuvo lugar en la Plaza de la Paz Juan Pablo II, donde el arzobispo Jaramillo pidió a todos los presentes defender la vida y la familia. Recordó la memoria del padre José Valle Bayona, quién engrosó el listado de las víctimas de la violencia en el país y por quien pidió el eterno descanso, así como para todos los fieles difuntos, de manera especial por quienes han sido víctimas de la violencia.

Con esto se dio inicio a la Semana Arquidiocesana de la Familia, que se desarrolla hasta el 26 de mayo con acciones destinadas a reflexionar sobre este don de la vida en el seno del hogar y de las parejas.