Comparta este artículo

María, la pasión y la resurrección de su Hijo

El gozo inefable de la Madre y el encuentro con el Hijo resucitado Realmente, no hace falta reflexionar mucho para darse cuenta que la alegría pascual es avasalladora; es la alegría de la vida que avasalla la muerte; es la alegría del triunfo sobre la …