Más de 1.300 educadores, en el XII Congreso de Escuelas Católicas

El nuncio apostólico en España recuerda que 'la educación no puede prescindir de Dios'

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 578 hits

Hoy ha arrancado el XII Congreso de Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) que se celebra, del 21 al 23 de noviembre,  en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid con la asistencia de más 1.300 profesionales implicados en la educación en España.

Durante la inauguración del Congreso, la mesa estaba compuesta por Mons. Renzo Fratini, nuncio apostólico de su santidad en España; Juan José Mateos, consejero de Educación de la Junta de Castilla y León; Inmaculada Tuset, presidenta de Escuelas Católicas (EC); Máximo Blanco, presidente de EC Castilla y León; José María Alvira, secretario general de EC y Victoria Moya, directora del Congreso.

En su discurso, el nuncio ha asegurado que "la educación no puede prescindir de Dios", que sólo Dios es creador, y que los padres y educadores participan en esa obra creativa, dando la vida y formando a los jóvenes.

A continuación, Mons. Fratini ha compartido las palabras de Benedicto XVI en las que afirmaba que la escuela católica debe promover la santidad, y hacer ver a los jóvenes que la verdadera felicidad se encuentra en Dios, no en el éxito profesional, puesto que sólo Él puede satisfacer las necesidades más profundas de nuestro corazón.

El prelado ha finalizado su intervención recordando el consejo del papa Francisco de dar a los jóvenes esperanza y optimismo para afrontar su camino en el mundo. Además, invitó a enseñarles ver la belleza en las bondades de la creación y del hombre, y sobre todo, que se dé testimonio con la vida de lo que se comunica, "porque sin coherencia no es posible educar", ha concluido.

Por su parte, la presidenta de Escuelas Cátolicas, ha reflexionado sobre cómo el lema del Congreso, "Escuela creativa. Emprender. Participar. Dar sentido", que es a la vez un impulso y un reto en el quehacer cotidiano como docentes que impulsan la creatividad al estilo de Dios.

Además, Inmaculada Tuset ha mostrado su deseo de que este Congreso ayude a los centros a ser lugares que transparenten el mensaje de Jesús y de su Evangelio, con originalidad y con capacidad de generar cambio y compromiso. "Nuestras personas y nuestras estructuras, tendrán que ayudar a nuestros alumnos a sacar de sí mismos sus talentos, a saber adaptarse a las circunstancias y a los cambios, y a responsabilizarse de la construcción de una sociedad en que todas personas se sientan valiosas, como lo son a ojos de Dios, y se sepan iguales y hermanos unos de otros, de este modo, nuestros entornos serán más gozosos y felices", ha afirmado.

Y ha concluido haciendo referencia a las palabras sobre educación del papa Francisco cuando era arzobispo de Buenos Aires en las que afirmaba que educar es la gran tarea que Jesús pone en nuestras manos.

El Congreso se articula en torno a ocho ponencias con expertos nacionales e internacionales en el mundo de la educación, la empresa y la Iglesia, así como una mesa de debate con jóvenes emprendedores y la presentación de experiencias educativas innovadoras en el marco del concurso “Mil mundos en el Aula”.

(RED/IV)