Más de 100 mil jóvenes italianos participarán en la Jornada Mundial de la Juventud

Un mes para el encuentro mundial en Colonia (Alemania) con el Papa

| 600 hits

ROMA, domingo, 17 julio 2005 (ZENIT.org).- Serán más de 100 mil jóvenes italianos los que participarán en la XX Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Colonia (16-21 de agosto), estimó el viernes en una rueda de prensa celebrada en Roma monseñor Claudio Giuliodori, responsable de la Oficina nacional de Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).



Por su parte, don Paolo Giulietti, que ha participado en las JMJ como peregrino, seminarista, sacerdote, y próximamente lo hará como responsable del Servicio Nacional para la Pastoral Juvenil de la CEI, recordó que el objetivo indicado por Benedicto XVI para la JMJ de Colonia es «encontrar a Cristo, el eternamente joven».

«Hemos venido a adorarle – Iesus Christus» (Mt 2,2) es el lema de esta JMJ: «un tema que permite a los jóvenes de cada continente recorrer idealmente el itinerario de los Reyes Magos, cuyas reliquias se veneran según una pía tradición precisamente» en Colonia «y encontrar, como ellos, al Mesías de todas las naciones», reconoció Juan Pablo II en su mensaje a los jóvenes en preparación de la JMJ (Cf. Zenit, 26 agosto 2004).

Los actos centrales de la JMJ se desarrollarán en la ciudad alemana del 16 al 21 de agosto; se esperan entonces en torno a 800 mil jóvenes. Benedicto XVI estará presente del 18 al 21 de agosto.

«El lugar es particularmente significativo» -subrayó don Paolo Giulietti- porque «se sitúa en el corazón geográfico de Europa, está ligado al ideal del Sacro Romano Imperio, está cerca de Aquisgrán y posee la catedral que custodia los cuerpos de los Reyes Magos y conserva el recuerdo de dos padres de Europa, Konrad Adenauer y Edith Stein».

Recordando que este tiempo «está marcado por profundas tensiones, en especial el recrudecimiento del terrorismo y de los conflictos armados y la crisis del proyecto unitario europeo», añadió que precisamente por esto «la JMJ será una celebración de la esperanza cristiana, como motor esencial de todo proyecto de casa común entre los pueblos del continente».

En cuanto a los participantes italianos, lejos de acudir simplemente de vacaciones o como curiosos, cuentan con «una preparación comunitaria» para el evento de Colonia «gracias a material y encuentros en todas las diócesis», confirmó monseñor Giuliodori.

Marco Federici, también del Servicio Nacional para la Pastoral Juvenil de la CEI, proporcionó los datos de la participación. Actualmente la delegación italiana suma un centenar de obispos, cuarenta de ellos encargados de las catequesis en Alemania, 3 mil sacerdotes y 600 religiosas.

La cifra de inscritos la situó en 80.745, pero considerando la movilización de los últimos momentos y dada la distancia de Renania del Norte-Westfalia con las regiones del norte de Italia, Federici estimó la cifra de participación en 100 mil, la mayor delegación italiana en una JMJ después de la del año 2000 en Tor Vergata (Roma).