Más de 40.000 jóvenes del Camino Neocatecumenal en la JMJ de Río


El día 29 celebran el tradicional encuentro vocacional

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1443 hits

Han comenzado a llegar ya a Brasil y a evangelizar por las calles de diferentes ciudades del país. Los más numerosos serán los jóvenes de Brasil (10.000) y los procedentes de Estados Unidos (4.000), Italia (4.000) y España (2.700).



El lunes 29 por la tarde participarán en un encuentro vocacional, presidido por el arzobispo de Río, monseñor Orani Tempesta, que contará con el equipo responsable internacional del Camino y al que asistirán varios cardenales y numerosos obispos.
 

Durante los primeros días, los jóvenes del Camino Neocatecumenal llevarán a cabo una misión en la que evangelizarán por las calles de las diferentes ciudades del país anunciando el kerigma (la Buena Noticia), dando su testimonio y cantando acompañados de guitarras y otros instrumentos musicales, como ya hizo el Camino durante el tiempo de Pascua en 10.000 plazas de todo el mundo.
 


Después de la vigilia de oración y la misa de clausura presididas por el papa Francisco, el Camino Neocatecumenal, como ya es habitual en cada JMJ, celebrará un Encuentro de jóvenes en el que se pedirá vocaciones a la vida contemplativa y al sacerdocio, como uno de los primeros frutos de la JMJ.

Este encuentro se celebrará el lunes 29 a las 14,30 en el Centro de Convenciones Riocentro. En él participarán los más de 40.000 jóvenes llegados de todo el mundo.
 El encuentro será presidido por el arzobispo de Río de Janeiro, monseñor Orani Tempesta, que estará acompañado de varios cardenales, unos 60 obispos y numerosos sacerdotes. La celebración será guiada por los iniciadores y responsables del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el presbítero Mario Pezzi. Comenzará con la presentación por países de los asistentes y de los obispos y cardenales que les acompañan. Después, se iniciará una procesión en la que se introducirá a la Virgen de la Peña, patrona de Río, que dará paso a la proclamación de un Evangelio cantado. El arzobispo hará después la homilía y a continuación, Argüello anunciará el kerigma. Por último, se realizará la llamada vocacional, en la que se pedirá chicas y chicos que ofrezcan su vida a Jesucristo.
 
El encuentro será retransmitido en directo por varias televisiones y emisoras de radio de todo el mundo.