Más de 400 centros educativos católicos de Andalucía, en pie de guerra

Contra la retirada de conciertos

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 1268 hits

La batalla abierta por la Junta de Andalucía contra la educación católica concertada, lejos de acortar distancias, parece empeñada en continuar marcando mayores diferencias. 

Así, la decisión de la Consejería de Educación de revisar la política de conciertos y retirar la subvención a determinados centros educativos ha motivado que la patronal Escuelas Católicas de Andalucia (ECA) ponga en marcha la plataforma "Estamos des-concertados" (http://www.estamosdesconcertados.com/). Una interesante iniciativa con vistas a coordinar las diferentes acciones de protesta contra las medidas arbitrarias adoptadas por la administración andaluza.

La primera de estas acciones tendrá lugar el 24 de abril, a las 11,00 horas, cuando las comunidades educativas de los 418 colegios católicos adscritos a la citada patronal celebren simultáneamente un minuto de silencio. Al termino de tan significativo gesto de protesta, se leerá un manifiesto conjunto. 

Unos días después, una representación de cada uno de los centros católicos concertados entregará una carta dirigida al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, "expresando la preocupación y el sentimiento de la comunidad educativa a este respecto".

Desde el Gobierno andaluz aseguran que los conciertos "se seguirán reduciendo" en los próximos años, después de que se haya decidido que en el curso 2013-2014 la subvención a la escuela concertada disminuya sustancialmente en favor de la pública.

Por su parte, las organizaciones patronales y sindicales más representativas de la educación concertada andaluza --Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), SAFA, ACES y los sindicatos FSIE y USO- han suscrito ya un manifiesto en el que dicen sentirse "maltratados y discriminados" por la Junta de Andalucía, que utiliza al sector como "arma de confrontación política, sin valorar el servicio que presta". 

Patronales y sindicatos afirman también que estas "agresiones y amenazas constantes sólo crean malestar, incertidumbre, inseguridad y desaliento". Además, manifiestan su rechazo "al cierre de aulas con demanda", recordando así la eliminación de conciertos para el próximo curso, 60 unidades en toda la Comunidad Autónoma, unas 1.800 familias afectadas.

Ante esta grave situación, Escuelas Católicas de Andalucía ha confirmado que interpondrá un recurso para solicitar medidas cautelares. Asimismo, todos los centros afectados y la propia patronal están preparando la documentación necesaria para llevar el caso a la vía judicial.

Para saber más: http://www.ecandalucia.org