Más de 700 misioneros al servicio de la Iglesia esta Semana Santa

112 familias y cerca de 150 jóvenes apoyarán esta Semana Santa a 22 párrocos en localidades de 10 provincias de España de la mano Juventud y Familia Misionera

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1192 hits

Son cerca de 750 los jóvenes y familias que rompen la rutina estos días y se lanzan a vivir una Semana Santa diferente con Familia y Juventud Misionera (www.soymisionero.es), un apostolado del Regnum Christi que cumple 12 años en España al servicio de la Nueva Evangelización. Son unos misioneros singulares que, acompañados de casi 40 sacerdotes legionarios de Cristo y algunos consagrados y consagradas, ayudarán a 22 párrocos de pequeños pueblos en 10 provincias para compartir la alegría de su fe con otras familias y otros jóvenes, y propiciar en el corazón de las personas y en el suyo propio una experiencia personal de encuentro con Cristo vivo.

La Semana Santa, momento clave en la fe del católico, es una época de mucho trabajo para muchos sacerdotes que atienden solos a más de 10, 20 y hasta 30 pueblos. Unos 150 jóvenes y 112 familias (282 adultos y 294 niños) de toda España se ponen 100% a disposición de estos párrocos hasta el domingo de Resurrección en localidades de 10 provincias: Asturias, Burgos, Cáceres, Castellón, Córdoba, Guadalajara, Huesca, Murcia, Palencia y Teruel.

Los misioneros ayudan en la organización de las procesiones y la liturgia; visitan a los enfermos, invitan casa por casa a participar en los oficios y sacramentos, y dan testimonio vivo de su fe. Los motivos que les impulsan a vivir una Semana Santa de misiones son una experiencia única de servicio a la Iglesia y a los párrocos; transmitir a sus hijos una fe viva en el testimonio; compartir la búsqueda de Dios con otras familias en comunidad; y hacer más honda y madura su propia experiencia de que Cristo es real, está presente y vivo.

“La educación y la fe son lo básico que queremos dejarles en herencia a nuestros hijos”, dice Marta Subirana, “Y la fe no es algo que haces porque te lo han dicho tus padres: necesitas un encuentro personal con Cristo. No son palabras: sólo con un testimonio real y vivo de lo que es ser cristiano es como dejas huella en tus hijos.”, afirma. Es el sexto año va de misiones con su marido y sus hijos para ayudar a D. Pedro y a D. Luis en el Valle de Mena (Burgos), donde Familia Misionera lleva 12 años al servicio de estos párrocos que atienden solos a cerca de 25 pueblos. “En lo más íntimo de tu corazón, sientes una gran paz; esa paz que sólo con la entrega al prójimo puede llenar de verdadero sentido tu vida”, reconoce.

D. Ángel Luis es párroco en Las Hurdes, donde Familia Misionera llega desde hace 8. De la experiencia misionera, D. Ángel destaca en este Año de la Fe la fuerza de la comunidad: “En estos pueblos en los que en el día a día no ocurren cosas extraordinarias, donde da la sensación de que somos pocos y de que todo se estuviera apagando, la llegada y la presencia de las familias misioneras ayuda a fortalecer y revitalizar la fe de las personas sencillas, ayuda a sentirnos arropados: la fe en comunidad se vive muchísimo mejor”, afirma D. Ángel.

Santiago Alonso es el responsable de 17 familias misioneras que se desplazan a diferentes localidades en Palencia: “Este año vienen muchas familias nuevas”, cuenta, “y quisiera que hagan la experiencia de la enorme felicidad que recibes cuando descubres que la mejor manera de aumentar tu fe es compartirla. Se conoce más a Dios cuando lo buscas porque lo quieres compartir”, asegura.

Juan Antonio Ramos, responsable de las 7 familias que apoyarán en Cabrales (Asturias) a D. Pedro, corrobora esa experiencia de que es desde la propia búsqueda desde donde se puede dar a los demás: “En la misiones tienes un encuentro personal con Cristo”, asegura, “vas a ayudar a otros, pero buscando el encuentro con Cristo tú también”, confiesa.

Carlos del Castillo es un veterano con 12 años de misiones a sus espaldas, que estará en Ponga y Amieva (Asturias) ayudando a D. Rubén Pulido: “En el día a día muchas veces te pierdes lo que es importante, y la Semana Santa te golpea de tal manera que te ayuda a poner el foco en lo que de verdad importa”, asegura. “Un año más, Él se va a subir a la cruz… ¿y cómo no voy a responder yo al “Y tú dónde vas a estar”?”, se pregunta.  Carlos ha descubierto durante una formación para misioneros que “para Dios no existe el tiempo”, y que, por tanto, “cuando estamos en Adoración ante el Santísimo el jueves Santo no estamos recordando Getsemaní como si estuviésemos allí, sino que estamos reviviéndolo porque ¡realmente estamos allí con el Señor de verdad!”, exclama, maravillado, “¿Qué más puedes necesitar?”, concluye.

Jóvenes: Madrugadas de misión en pleno centro de Lorca y Cartagena

En el caso de los jóvenes, 100 chicos y chicas de entre 15 y 23 años colaborarán con 5 parroquias de Lorca y Cartagena. Lo principal de la misión será el Solnight, una experiencia de Nueva Evangelización en el centro de Lorca (Parroquia de San Mateo) y de Cartagena (Parroquia de El Carmen), promovida en colaboración con la delegación diocesana de juventud. “Es una Adoración Eucarística de 23:00h a 03:00h de la madrugada el Jueves Santo. Son cuatro horas seguidas de parroquias abiertas con una metodología para el encuentro con los jóvenes y de los jóvenes con Dios”, explica Jorge Barco, director en España de Juventud y Familia Misionera.

“El objetivo es que nazca un grupo de jóvenes vinculado a las parroquias que todos los meses salgan a misionar por las calles y continúen esta experiencia misionera después de Semana Santa”, explican los propios chicos en su página web.

Para D. Antonio José Palazón, párroco de Santa Florentina, en Cartagena, “lo novedoso de estos métodos es que no es el cura el que se acerca: es un joven, uno como tú pero que tiene experiencia de fe y quiere transmitirla” y porque “son fórmulas sencillas, que invitan a los jóvenes a pasar a la iglesia, pero no como una charla, un discurso o una catequesis, sino como un pequeño momento en el que se le propone algo a lo que el joven puede responder”.

El sábado peregrinarán al santuario de la Fuensanta después de visitar la catedral de Murcia, donde el Obispo, D. José Manuel Lorca, saldrá a saludar a los jóvenes y a darles su bendición.