Médicos italianos en misión en la selva mexicana

Personal sanitario de Regnum Christi en contacto con la cultura maya

Roma, (Zenit.org) Redacción | 911 hits

El lunes 11 de agosto, la misión de los médicos italianos de Regnum Christi ha hecho una etapa en el pueblo de San Juan de Dios, perdido en la selva de Quintana Roo. Para llegar allí desde Tulum fue necesario tomar el camino por Playa del Carmen y después dirigirse hacia Coba, una ciudad donde hay ruinas Mayas y un lago lleno de cocodrilos.

Desde Coba el camino proseguía directamente durante 20 kilómetros hacia el pueblo de San Juan de Dio. En la selva había chozas sencillas. En la mayor parte sobresalían de los techos antenas satelitales. El pueblo, sin calles asfaltadas, está habitado por los descendientes de la población Maya. En la única escuela primaria presente en el centro del pueblo se enseña tanto la lengua española como la de la antigua civilización mexicana. Sin embargo dando una vuelta por las aulas se encuentran solo libros en lengua maya.

En San Juan de Dios, de hecho, la mayor parte de las personas no habla español; en las casas se habla la lengua maya, y el español, aunque si se aprende en la escuela, no se practica. Son sobre todo las mujeres las que se dirigen a sus hijos en la lengua de los antepasados. Los hombres son sobre todo campesinos y pasan el día cultivando el campo o haciendo pastar a las cabras. Por las calles se encuentran muchos perros y muchos niños con pocas cosas, pero con mucha alegría de vivir.

En el pueblo, las tiendas casi no existen y las dos o tres que hay no tiene mucha variedad, muchas estanterías están vacías. De las viejas tradiciones mayas pocas todavía sobreviven, aunque sí existen asociaciones para la conservación de tal cultura, con el tiempo y la modernidad, cada vez desaparecen más.

De los mayas queda sobre todo los rasgos físicos de estas personas que han apreciado mucho la presencia de los médicos italiano misioneros, aunque si ha sido solo por un día. Varios habitantes del pueblo pidieron una visita dental. ZENIT ha hablado con Marco Martinelli, de Reggio Emilia, profesor de italiano, historia y geografía, en el equipo de médicos italianos de Regnum Cristi.

***

Marco, ¿por qué te has unido a esta misión médica?

Martinelli: Me uní porque me gusta hacer experiencias nuevas y quería ver México. Por tanto, acogí con gusto la invitación del padre Sergio Cordova.

¿Cuál es tu función en la visión?

Martinelli: Trabajo en la farmacia de la misión, por tanto me ocupo de dar las medicinas a los pacientes después de haber recibido la receta médica. Además, hablando español puedo hacer también de traductor....

¿Contento con la misión?

Martinelli: Mucho, porque es una experiencia formativa y ayuda a las personas que no disponen de los instrumentos y de las estructuras para cuidar de la propia salud. La misión en San Juan de Dios ha enseñado a los médicos italianos como con pocos instrumentos llevados desde Italia se ha podido hacer mucho por esta gente.

Traducido del italiano por Rocío Lancho