Medio millón de niños-soldado en 87 países del mundo

Un fenómeno que no es exclusivo de los países en vías de desarrollo

| 528 hits

JOHANESBURGO, 13 junio 2001 (ZENIT.org).- Medio millón de niños son empleados como soldados en 87 países del mundo, la mayoría de ellos, en África, Asia y América Latina, pero también en países en teoría tan desarrollados como EE UU o Reino Unido.



Según un informe presentado este martes en Nueva York y en Yohanesburgo por la Coalición para Acabar con la Utilización de Niños Soldados (Coalition to Stop the Use of Child Soldiers), al menos 300.000 de ellos participan activamente en enfrentamientos.

Mientras que su alistamiento está motivado en las naciones pobres por su bajo coste, en las ricas se produce por la escasez de reclutas.

El pasado 3 de junio, Juan Pablo II hizo un apremiante llamamiento a la comunidad internacional para que se acabe con el reclutamiento de los pequeños para que «los niños, futuro y esperanza de la humanidad, puedan finalmente crecer alejados del flagelo de la guerra y de toda forma de violencia».

El 5 de junio, la Misión de la Santa Sede en las Naciones Unidas de Nueva York organizó un seminario para sensibilizar a la comunidad internacional sobre este drama.

El fenómeno «no es exclusivo del mundo en desarrollo; EEUU y el Reino Unido acompañan a Myanmar, Sudán y Afganistán en el despliegue de menores en los combates», precisa el documento, suscrito por una docena de grupos de carácter humanitario.

Según el informe, más de la mitad de los países de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) aceptan en sus fuerzas armadas a adolescentes que aún no han cumplido los 18 años, debido principalmente a la dificultad de atraer al oficio de las armas a otros segmentos de la población.

Se cita, por ejemplo, el caso del Reino Unido, donde el Ejército integra a jóvenes de 16 años y los envía a combatir con 17.

Además, se recuerda que EE UU ya empleó a menores de 18 años en la Guerra del Golfo y después lo hizo en Somalia y los Balcanes.

Por regiones, la situación ha mejorado sin embargo de manera notable en Latinoamérica y Oriente Medio, tras el fin en esas zonas de la mayor parte de los conflictos bélicos en los que se utilizaba a niños.

No obstante, se subraya que en Colombia se siguen contabilizando 14.000 menores en grupos armados y que en otros países de Hispanoamérica es elevado el número de jóvenes que mueren en el servicio militar, como Paraguay, donde fallecieron 56 menores de 18 años.