Mensaje de la Santa Sede a los budistas por la fiesta de Vesakh

Del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso

| 1412 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 31 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Ofrecemos a continuación el mensaje enviado este año por el cardenal Jean-Louis Tauran, presidnete del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso con ocasión de la fiesta budista de Vesakh-

* * * * *

Buscando la verdad en libertad: cristianos y budistas viven en paz

Queridos amigos budistas:

1. Con ocasión del Vesakh/Hanamatsuri les escribo con alegría para expresarles nuestros mejores deseos a nombre del Pontificio Consejo para el diálogo interreligioso. Rezo para que esta fiesta anual traiga serenidad y gozo a los budistas en todo el mundo.

2. En un clima de amistad y en la esperanza de afianzar las relaciones entre nuestras comunidades, tal como lo hicimos en el pasado, quisiera compartir con ustedes algunas de nuestras convicciones. Mi primer pensamiento se refiere a la relación existente entre la paz, la verdad y la libertad. El compromiso para buscar la verdad es una condición necesaria para obtener una paz auténtica. Todas las personas tienen el deber natural de buscar la verdad, de abrazarla y vivir libremente sus vidas de acuerdo con ella (cf. Concilio Vaticano II, Declaración sobre la libertad religiosa, Dignitatis Humanae, n. 1). Este anhelo humano por la verdad ofrece una oportunidad valiosa para que los seguidores de las diferentes religiones se encuentren en profundidad y crezcan en el aprecio de sus dones.

3. En nuestro mundo, marcado por formas de secularismo y fundamentalismo frecuentemente adversas a la libertad y a los verdaderos valores espirituales, el diálogo interreligioso puede ser una opción alternativa por la que encontramos la "vía maestra" para vivir en paz y trabajar juntos por el bien de todos. Tal como lo decía el Papa Benedicto XVI: " El diálogo entre los seguidores de las diferentes religiones constituye para la iglesia un instrumento importante para colaborar con todas las comunidades religiosas al bien común" (Mensaje para la jornada mundial de la paz 2011, n. 11). Este diálogo es también un estímulo significativo para respetar los derechos humanos fundamentales de la libertad de consciencia y libertad de culto. En dondequiera que la libertad religiosa es reconocida efectivamente, la dignidad de la persona humana es respetada radicalmente; mediante la búsqueda sincera de lo que es verdadero y bueno, la consciencia moral y las instituciones civiles son reforzadas; y la justicia y la paz firmemente establecidas (cf. Ibid, n. 5).

4. Queridos amigos budistas, oramos para que su celebración de Vesakh sea una fuente de riqueza espiritual y una ocasión para renovar la búsqueda de la verdad y la bondad, para mostrar compasión por todos los que sufren y esforzarse por vivir en armonía con todos. Renovándoles mis cordiales saludos, les deseo a todos una feliz Fiesta de Vesakh/Hanamatsuri.

Jean-Louis Cardenal Tauran


Presidente

Arzobispo Pier Luigi Celata
Secretario

[Copyright 2011 - ©Libreria Editrice Vaticana]