Mensaje del cardenal Bertone a una inédita misa celebrada en Roma por Galileo

"Distinguió las dos razones, la verdad de la ciencia y las verdades útiles para nuestra salvación"

| 1499 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 17 de febrero de 2009 (ZENIT.org).- El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, se hizo presente con un mensaje de aliento a la armonía entre fe y ciencia, en una inédita misa solemne por Galileo Galilei que se celebró este domingo en la basílica de Santa María de los Ángeles y los Mártires en Roma.

La celebración eucarística fue presidida por el arzobispo Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultural, y organizada por la Federación Mundial de Científicos, presidida por el físico Antonino Zichichi, para festejar los 445 años del nacimiento del fundador de la ciencia moderna.

El secretario de Estado, citando la homilía que el Papa pronunció en la misa de la Epifanía, 6 de enero, recuerda cómo "en el cristianismo se da una peculiar concepción cosmológica", que en nuestra época "ofrece signos interesantes de un nuevo florecimiento" de científicos, capaces de valorar la fe y la razón "has el fondo, en recíproca fecundidad".

El mensaje pone como modelo a Galileo Galilei, pues "supo leer y estudiar la ciencia a través de los ojos de la fe".

El cardenal aseguró a los participantes en la misa la "cercanía espiritual del pontífice", y saludó a los científicos, en particular, "a los representantes de la Academia de las Ciencias de China".

En la homilía, el arzobispo Ravasi explicó cómo "Galilei distinguió las dos razones, la verdad de la ciencia y las verdades útiles para la salvación, que son comunicadas por la voz del Espíritu".

Al final de la misa, Zichichi anunció que en esa misma basílica se erigirá una estatua al gran científico.