Mensaje del cardenal Levada al nuevo Ordinariato

“Un momento único e histórico en la vida de la comunidad católica”

| 1260 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 18 de enero de 2011 (ZENIT.org).- Por su interés, ofrecemos el mensaje del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal William Levada, que fue leído el pasado sábado en la catedral de Westminster, durante la ordenación sacerdotal de Andrew Burnham, John Broadhurst y Keith Newton, los tres ex obispos anglicanos primeros miembros del nuevo ordinariato previsto por la Anglicanorum coetibus.

* * * * *

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo,

La ordenación al sacerdocio de nuestros tres amigos, Andrew Burnham, John Broadhurst y Keith Newton, es una ocasión de gran alegría para ellos pero también para la Iglesia entera.

Había deseado mucho estar hoy presente, con vosotros, en la catedral de Westminster, para poder demostrar mi apoyo personal en este paso tan importante que ellos han hecho. Desgraciadamente, tenía el compromiso, tomado mucho tiempo atrás con la Congregación para la Doctrina de la Fe, de reunirme con los obispos y teólogos de la India en Bangalore y ésto ha provocado que no sea capaz de estar presente hoy en Londres. Estoy muy feliz, de todas maneras, de tener la oportunidad de mandar este mensaje, así como quiero agradecer al arzobispo monseñor Nichols que haya querido representarme y transmitir mis buenos deseos.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado hoy un decreto erigiendo el primer Ordinariato para grupos de fieles anglicanos y sus pastores que deseen entrar en la total comunión con la Iglesia Católica. Este nuevo Ordinariato, establecido en el territorio de Inglaterra y Gales, se conocerá como el Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham y se colocará bajo el patrocinio del Beato John Henry Newman. Este nombramiento, que marcará un momento histórico y único en la vida de la comunidad católica en este país, es el primer fruto de la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus, emitida por el Papa Benedicto XVI el 4 de noviembre de 2009.

Esta es mi ferviente esperanza que, al permitir lo que el Papa llama “Un intercambio mutuo de regalos de nuestros respectivos patrimonios espirituales”, el Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham traiga grandes bendiciones no sólo a los que están directamente involucrados sino a la Iglesia entera.

También hoy, el Santo padre ha nombrado al reverendo Keith Newton el primer ordinario de este Ordinariato personal. Junto al reverendo Burnham y al reverendo Broadhurst, Keith Newton supervisará la preparación catequética de los primeros grupos de anglicanos de Inglaterra y de Gales,que junto a sus pastores serán recibidos en la Iglesia Católica en Pascua, y también acompañará a los clérigos en su preparación para ser ordenados sacerdotes católicos, ceremonia que se celebrará en torno a Pentecostés. Insto a todos a asistir al nuevo ordinario en la misión que se le ha confiado, no sólo con la oración sino también con todos los medios prácticos.

En conclusión, quiero ofrecer mis personales y sentidos deseos a estos tres sacerdotes católicos. Rezo para que Dios les bendiga abundantemente, y también al resto de clérigos y fieles que se están preparando para unírseles en la total comunión con la Iglesia Católica. En medio de la incertidumbre que todo periodo de transición inevitablemente trae, os aseguro nuestra admiración por vosotros y nuestra solidaridad en la oración.

En la Audiencia que el Papa Benedicto XVI me concedió el pasado 14 de enero de 2011, su Santidad me pidió que os transmita que imparte con gran alegría su Bendición Apostólica a los ordinandi Andrew Burnham, John Broadhurst y Keith Newton, junto a sus mujeres y miembros de sus familias y al resto de participantes de este solemne rito.

Os encomiendo a la intercesión de Nuestra Señora de Walsingham y a la intercesión de todos los grandes santos y mártires de Inglaterra y Gales, sinceramente vuestro en Cristo

cardenal William Levada

Prefecto para la Congregación de la Fe

[Traducción del original inglés por Carmen Álvarez]