Mensaje del papa a los congresistas de Católicos y Vida Pública

Invita a fortalecer la sociedad con el testimonio de la esperanza cristiana. El nuncio transmite la bendición papal

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 676 hits

El nuncio apostólico en España, Mons. Renzo Fratini, ha transmitido esta tarde la bendición del papa Francisco a todos los participantes del XV Congreso Católicos y Vida Pública: la cita anual del catolicismo español, que se esta celebrando estos días en la Universidad CEU San Pablo de Madrid. 

En su mensaje, el santo padre "se congratula con esta oportuna iniciativa" de la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU. Además, anima a los congresistas "a fortalecer la sociedad de la noble nación española con el testimonio de la esperanza, inherente a la fe, en medio de las estructuras seculares en las que desarrollan su vida familiar y profesional".

El pontífice pide también que, desde el compromiso cristiano, "infundan siempre confianza mediante la solidaridad, el respeto y el amor, en respuesta a la llamada de Dios de hacer presente su Reino entre los hombres". 

Y el papa Francisco concluye expresando "su reconocimiento por la labor que prestan y han prestado en el necesario estudio y compromiso, desde cuanto implica la fe, en la animación de las realidades temporales y aspirando a la santidad de vida".

Por su parte, el nuncio ha señalado que esta "época de descristianización no debe sembrar el desánimo en el corazón del católico". "Si se tiene fe en Cristo es incoherente perder la esperanza - ha enfatizado - porque con Él se humaniza la familia, la educación, la economía y la política".

Durante el acto inaugural, Mons. Fratini ha incidido también en la responsabilidad de la comunidad civil, donde las razones para la esperanza "deben encontrar su lugar propio". En este sentido, ha recordado la "urgencia" de la magnanimidad para invitar a defender los derechos de la comunidad en un momento en que "prevalece la tutela de los derechos individuales". 

Por último, en un tiempo en el que triunfa el "individualismo a ultranza", el nuncio apostólico ha remarcado la necesidad de "repensar" la solidaridad. Citando al santo padre, ha reconocido que ésta es una palabra que "no está bien vista" en el mundo económico, pero que es aún más urgente en momentos de crisis.

Ver también:  España: En el congreso de la ACdP aseguran que hay razones para la esperanza