México: Acompañar a familias de personas desaparecidas

XIV Encuentro Nacional de Visitadores de Enfermos Misioneros

| 1459 hits

SALTILLO, lunes 27 de septiembre de 2010 (ZENIT.org).- En el XIV Encuentro Nacional de Visitadores de Enfermos Misioneros, llevado a cabo del 16 al 19 de septiembre en Saltillo, Coahuila, mujeres que tienen familiares desaparecidos, pidieron oración y acciones de solidaridad.

Antes del inicio de la Misa de clausura –informa la Diócesis de Saltillo--, Lourdes y Diana, quienes tienen familiares desaparecidos en Coahuila, se acercaron al micrófono, en la capilla del Colegio México, para compartir a los y las presentes la situación de dolor que viven por este hecho.

Lourdes expresó que desapareció su hijo de ocho años, su esposo y dos hermanos, mientras que Diana tiene desaparecido a su hijo de 23 años.

Las dos, expresó Lourdes, participan en un grupo llamado FUUNDEC (Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila) y explicaron que la presencia en este encuentro se propone hacer tomar conciencia de esta lacra que sufre la sociedad mexicana.

La petición, dijo por su parte Diana, es que desde sus lugares de origen, se sumen a oraciones en grupo, sobre todo en la calle para que la gente tenga conocimiento del problema.

Sugirió también que se hable del asunto en la familia, y con los vecinos y grupos de Iglesia; Pidió su apoyo para difundir la información que se les haga llegar, y finalmente, que todos los lunes de 6:00 a 7:00pm realicen alguna actividad en solidaridad con quienes desde Saltillo, Coahuila se manifiestan en la Plaza de Armas a esa hora.

“Hay muchas cosas que están pasando en Coahuila y nadie sabe por qué no se difunde y pensamos que ustedes pueden ayudarnos, además, les pedimos sus oraciones que nos hacen fuertes”, dijo Diana.

Además de las palabras de las dos mujeres, se repartieron volantes donde se da la información sobre los desaparecidos y desaparecidas en Coahuila, incluso teléfonos para que se comuniquen los interesados.

Por su parte, fray Raúl Vera López, obispo de Saltillo, que presidió la Misa, dijo en la homilía que “este dolor” que compartieron (Lourdes y Diana) refleja “la impunidad de las autoridades” y que no “debemos estar ajenos al grito agresivo que hace el mundo actualmente”.

Sin embargo, también alimentó a “tener esperanza” porque “las tribulaciones no duran para siempre”.

FUUNDEC es un grupo que cuenta con el apoyo del Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, cuyo fundador es el obispo fray Raúl Vera López, OP.

Dicho centro tiene 81 casos documentados de desapariciones en Coahuila. Sin embargo, muchas de las personas son originarias de diversos estados del país como Tamaulipas, Nuevo León, Guerrero, Querétaro, Estado de México, Sinaloa, Tijuana, Michoacán, Jalisco y el Distrito Federal.