México: dos sacerdotes asesinados en el estado de Veracruz

El aumento de la violencia dificulta la labor de la Iglesia en diferentes partes del paí­s

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 794 hits

Dos sacerdotes aparecieron asesinados este viernes en el estado de Veracruz, al este de México, sin que se conozcan por el momento los motivos. Los cuerpos fueron hallados en la parroquia de San Cristóbal, en el municipio de Ixhuatlán de Madero, según informó la propia diócesis de Tuxpan en un breve comunicado. 

"Los padres de la Parroquia de San Cristóbal en Ixhuatlán de Madero (...) fueron encontrados este viernes en la mañana, asesinados en el curato", ha señalado la diócesis. La nota no precisa cómo sucedieron los hechos ni el posible móvil del crimen. 

En su carta de condolencias al obispo de Tuxpan, el nuncio apostólico en México, Mons. Cristophe Pierre, ha pedido "un reconocimiento a la labor humilde y eficaz de estos sacerdotes que dedicaron su vida al anuncio del Evangelio, y que se esforzaron por ser testigos del Señor de la Vida".

Y ha concluido su escrito haciendo "una fuerte llamada a la conciencia y a la conversión de quienes hoy parecen haber hecho de la violencia su propia razón de existir".

Por su parte, los obispos de Michoacán y el vecino Guerrero reconocieron el pasado 11 de noviembre, durante la 96 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano, que cada día se tienen que enfrentar a un creciente número de ataques, lo que dificulta sus condiciones de trabajo.

Sólo un día después, la Iglesia tuvo que denunciar la desaparición de uno de sus sacerdotes en el estado de Tamaulipas.

Además, a primeros de noviembre, Mons. Miguel Patiño necesitó la protección de las autoridades ante un supuesto ataque inminente, tras emitir un comunicado en el que afirmaba que "Michoacán tiene todas las características de un Estado fallido" con gobernantes y policías "sometidos o coludidos con los criminales".

Veracruz, Guerrero, Michoacán y Tamaulipas son territorios ferozmente disputados por varios cárteles, que además de dedicarse al narcotráfico, cometen secuestros, extorsiones y asesinatos.