México: La catedral de Tijuana declarada Monumento Inmueble Histórico

Reinaugurado el reloj y develada una placa

| 1411 hits

TIJUANA, martes 24 julio 2012 (ZENIT.org).- El arzobispo de Tijuana, monseñor Rafael Romo Muñoz, y el presbítero José Pedro López, párroco de la catedral Nuestra Señora de Guadalupe y coordinador del Patrimonio Diocesano de la Archidiócesis de Tijuana, llevaron a cabo la reinauguración del reloj restaurado y remodelado de este icono de la ciudad, así como la develación de la placa en que se declara Monumento Inmueble Histórico, en el marco del 123 aniversario de Tijuana, el domingo 22 de julio.

“Tuvimos un momento muy singular en la catedral, porque quedó después de un arduo trabajo naturalmente de concienciación, motivación, etc. se logró que nuestra catedral fuera designada por el INAH y Conaculta, por lo tanto formalmente a nivel estatal y nacional, designaran a nuestra catedral de la calle segunda como un monumento histórico. Y más aún en la sucesión de los monumentos históricos es el primero. Es el primer monumento histórico formalmente declarado en nuestro Estado”, dijo el arzobispo.

Acompañaron al arzobispo y al párroco el secretario de gobierno del estado, Francisco García Burgos, en representación del gobernador del estado; la delegada del INAH en Baja California, María Julia Bendimez Paterson; el presidente de la Asociación Cultura sin Frontera, Antonio De Carlo; sacerdotes, y otros invitados especiales, así como la comunidad de la catedral.

Además fue restaurado y remodelado el reloj monumental, el cual anunciará las horas con melodías religiosas y guadalupanas. Durante la inauguración los asistentes pudieron escuchar el Himno Guadalupano. De igual manera se hizo una reposición de las campanas. El arzobispo resaltó el trabajo realizado por el padre López.

Este templo empezó a construirse en los años cuarenta, y quienes se hicieron cargo de ello fueron los Misioneros del Espíritu Santo.

Hace 6 ó 7 años le informaron al padre López que la catedral entraba a un programa de monumento histórico, y desde entonces inició el trámite que fue concluido el 22 de julio con la develación a cargo de María Julia Bendimez Paterson.

Este evento reviste de gran importancia por el hecho de que este recinto religioso es un Monumento Histórico de la ciudad, donde se unen la fe de los miles de tijuanenses y la cultura.