México: La Iglesia empeñada en campaña de desarme

El cardenal Rivera insta a fortalecer la cultura de la paz y desterrar la impunidad

Roma, (Zenit.org) Redacción | 512 hits

 En los primeros cinco meses de 2013, el Gobierno del Distrito Federal ha recogido, en 15 de las 16 delegaciones de la ciudad, 5.522 armas de fuego. Se trata de un dato que confirma el éxito de la campaña, visto que en los cuatro años anteriores las armas recuperadas fueron en total 5.4333, indicó ayer la agencia de noticias Fides.

El cardenal Norberto Rivera Carrera aseguró este domingo 9 de junio, que la iglesia católica se une al programa que se llama “Por tú Familia Desarme Voluntario” para fortalecer la cultura de la paz y “desterrar toda impunidad”. Y le agradeció al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, la invitación a la Iglesia Católica, en particular a la Arquidiócesis Primada de México, para lanzar la segunda etapa del programa que se desarrolla en el atrio de la Catedral Metropolitana, indicaron medios locales.

Allí el cardenal Norberto Rivera ha dicho que además del desarme de la población son necesarias medidas para fortalecer la unidad familiar y con el fin de hacer de las familias un espacio de armonía, paz y tolerancia. 

El éxito del programa -indica Fides- se debe al cambio de estrategia, que  contempla el retiro de las armas través de una especie de trueque para el que se han destinado 7 millones de pesos: quién entrega un arma puede recibir en cambio una suma de dinero o enseres y mobiliario, aparatos electrónicos y comestibles. 

Entre las armas recogidas hay 3.903 cortas (pistolas) y 1.259 largas (fusiles). Además de 356 granadas y 44.448 cartuchos que han sido intercambiados con bicicletas, géneros alimenticios, electrodomésticos, tablets, minilaptops y otros dispositivos móviles.

Las autoridades están muy entusiasmadas con el apoyo ofrecido por la Iglesia Católica a la campaña, ya que, de acuerdo con la nota: “La gente confía plenamente en la palabra dada por los sacerdotes y obispos, y también porque el cambio se lleva a cabo frente a las iglesias y se avisa durante las misas”.